+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AUTOMÓVIL

El coche diésel alcanza su cuota de mercado más baja en 15 años

Las ventas de automóviles registraron el año pasado un alza del 10,9%, hasta los 1,14 millones de unidades

 

Citroën C4 -

AGUSTÍ SALA
02/01/2017

El diésel sigue perdiendo terreno, aunque sigue siendo el más vendido. La cuota de mercado de esta motorización se desplomó el año pasado hasta el 56,8%, el nivel más bajo desde el 2002, tras perder casi cinco puntos. Durante el año ya registró niveles de descenso récord. El nivel más alto lo alcanzó en el 2007 y en el 2010, con 71 de cada 100 coches matriculados.

 
Tras cerrar el 2011 y el 2012 con el 70% de las ventas, empezó a bajar hasta acelerar el descenso a partir del 2015. En cambio los vehículos de gasolina siguen en auge, al calor de las noticias sobre el'diselgate' (trucaje de motores) protagonizado por Volkswagen, y cerraron el 2016 con una cuota de mercado del 40,2%, con un alza que casi equivale al retroceso del diésel.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mercado español se situaron en 1.147.007 de unidades durante el año pasado, lo que supone un aumento del 10,9% en comparación con los datos de 2015, según informaron las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

El mes pasado, las ventas de automóviles en España alcanzaron un volumen de 96.886 unidades, lo que se traduce en una subida del 9,3% respecto a las cifras del ejercicio precedente y supone una cifra inferior a las previsiones que contemplaban que se superaría la barrera de las 100.000 unidades en el último mes del 2016.

SIN PLAN PIVE


El crecimiento de las entregas en España durante 2016 podría haber sido superior si se hubiera mantenido durante todo el año el Plan PIVE, que terminó en julio pasado. De esta forma, las tres organizaciones defendieron que se mantengan estos programas de incentivo a la compra que permiten rejuvenecer el envejecido parque automovilístico español.

Anfac, Faconauto y Ganvam han indicado que este "buen resultado" al cierre del ejercicio es consecuencia de la mejora del clima económico, del esfuerzo comercial de los concesionarios y marcas, de la fuerte actividad turística y del "excelente comportamiento" del canal de empresas.

Destaca el alza de los vehículos de gasolina, que empezaron el año suponiendo el el 37,7% del mercado y acabaron en el 40,2%; mientras que los de diésel, que en enero significaban el 61,3% acabaron en el 56,8%. Los híbridos se mantuvieron en el 3%, tras llegar al 4% en agosto y noviembre pasados.

Desde el sector indican que el canal de clientes particulares crecía a "doble dígito" durante la primera mitad del año, gracias al impulso del Plan PIVE. En cambio durante el segundo semestre, a falta de este programa de incentivos, las ventas se ralentizaron.

El Citröen C-4 fue el modelo más vendido, con 34.615 unidades; seguido los Seat León, con de 33.653 e Ibiza, con 31.836. Por marcas, la primera fue Renault, con 90.530 unidades; seguido por Opel, 89.383; y Volkswagen, con 89.012.

"Todavía estamos lejos del potencial que le corresponde a España por su desarrollo económico, por lo que la fiscalidad y los programas de achatarramiento son herramientas fundamentales para impulsar el mercado y la renovación del parque", añadieron. Así, la antigüedad media del parque español a cierre de 2016 fue de 12 años, con una tendencia al alza hasta, al menos, el 2020 si no se toman las medidas adecuadas.

AÑO POSITIVO

Ante estos datos, el director de Comunicación de Anfac, Adolfo Randulfe, ha calificado el 2016 como un año "positivo", aunque ha resaltado que todavía no se han recuperado las cifras de ventas de 2008, en el que comenzó la crisis económica.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, ha apuntado que en el 2016 España se ha quedado "a las puertas" de lo que sería el mercado natural, por lo que indicó que 2017 se presenta como el año de la recuperación y de retos.

De su lado, el presidente de Faconauto, Jaume Roura, ha destacado que el 2016 se ha comportado según sus previsiones, puesto que se ha acercado a cifras que se pueden considerar como de "velocidad de crucero" para el sector del automóvil y para la economía española.

PARTICULARES Y EMPRESAS

En lo referente a los canales, las entregas a clientes particulares se situaron en 612.841 unidades al cierre del año pasado, lo que supone una subida del 6,7%, mientras que en diciembre esta cifra subió un 0,6%, hasta 56.811 unidades.

Entre enero y diciembre del ejercicio pasado, las ventas a empresas crecieron un 15,9%, con 327.974 unidades, y aumentaron un 20,8% el mes pasado, con 29.997 unidades. Además, las empresas de alquiler adquirieron 206.192 automóviles en 2016, un 16,8% más, y 10.078 unidades en el último mes, un 38,4% más.

El pasado ejercicio, el 40,2% de las ventas de turismos y todoterrenos correspondió a modelos de gasolina, frente al 56,8% de diésel y al 3% de híbridos y eléctricos, mientras que en diciembre el 40,4% de las entregas fueron coches de gasolina, el 56%, diésel, y el 3,7% híbridos y eléctricos.

En el conjunto de 2016, todos los segmentos de mercado crecieron, a excepción de los modelos de lujo (-2,2%) y los monovolúmenes pequeños (-3,8%), mientras que en diciembre cayeron los segmentos de vehículos micro (-9,9%), medio-alto (-4,1%), monovolumen pequeño (-9,9%) y monovolumen grande (-19,5%).