+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

GIGANTE ELECTRÓNICO

La Fiscalía de Corea del Sur estudia si detiene al heredero de Samsung

La justicia investiga a Lee Jae-yong por un presunto soborno al entorno de la expresidenta coreana

 

El heredero y vicepresidente de Samsung, Lee Jae-yong (en el centro). - REUTERS / AHN YOUNG-JOON

EL PERIÓDICO
15/01/2017

La Fiscalía surcoreana ha anunciado que este lunes decidirá si emite una orden de detención contra el heredero Samsung, Lee Jae-yong, que se encuentra en el ojo del huracán como sospechoso de soborno en la trama del caso de "la Rasputina".

El equipo de fiscales que instruye el caso dijo en un primer momento que la decisión se tomaría este fin de semana, pero un portavoz reconoció posteriormente a los medios locales que se ha retrasado hasta el lunes ante la "complejidad" del asunto.

Los fiscales analizan incluso el impacto que el arresto del presidente de facto del primer grupo empresarial de Corea del Sur podría tener en la economía del país, según reveló un portavoz a la agencia Yonhap.

DECLARACIÓN DURANTE 22 HORAS


El heredero del conglomerado y vicepresidente de Samsung Electronics, de 48 años, declaró durante 22 horas entre el jueves y el viernes en la sede de la fiscalía en relación al caso de corrupción y tráfico de influencias que ha llevado a la destitución de la presidenta del país, Park Geun-hye.

Lee fue convocado a declarar ante la sospecha de que la mayor multinacional del país pudo dar apoyo financiero a Choi Soon-il, apodada la "Rasputina" y amiga íntima de la presidenta Park, a cambio de favores.

DONACIONES


La Fiscalía cree que Samsung pudo donar entre 20.000 y 30.000 millones de wones (entre 16 y 23,5 millones de euros) a varias fundaciones controladas supuestamente por Choi para lograr que el Servicio Nacional de Pensiones, controlado por el Gobierno y accionista de una empresa del grupo, aprobara la fusión de esta y otra subsidiaria de Samsung.

Lee tomó las riendas del conglomerado el pasado octubre después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto en mayo de 2014 que aún lo mantiene hospitalizado y sin habla.