+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DISCRIMINACIÓN

Jubilaciones desiguales

La brecha en pensiones en la población de 65 a 79 años alcanza el 52% H Una proporción considerable de mujeres carece de prestación de jubilación

 

MAX JIMÉNEZ BOTIAS
07/03/2018

La brecha salarial de género explica la brecha salarial en pensiones. Por tanto, «a medida que las carreras laborales de hombres y mujeres se aproximan, las desigualdades de cobertura e importe entre las respectivas pensiones irán descendiendo», así al menos se explica el estudio ¿Hacia la progresiva reducción de la brecha de género en las pensiones contributivas?, elaborado por Mercedes Ayuso y Elisa Chuliá para BBVA.

Lo cierto es que a pesar de que la tesis del trabajo apunta hacia el estrechamiento de la brecha en la medida en que el historial de cotización de las mujeres se alarga, lo cierto es que la realidad apunta hacia una realidad más preocupante. La brecha entre pensionistas hombres y mujeres-- en España es del 33%, según explica el estudio. Está por debajo de la media de la Unión Europea. Pero cuando esta estadística se extiende a la brecha de género en cobertura de pensiones --las pensiones percibidas sobre el total de hombres y mujeres de la misma edad-- en la población de entre 65 y 79 años, la brecha alcanza el 52%, según destaca el estudio, con lo que España se sitúan por encima de la media europea. «Una proporción considerable de mujeres mayores españolas carecen de pensión contributiva de jubilación como consecuencia de su escasa participación en el mercado de trabajo durante el periodo de vida activa».

«El problema» --destaca Ayuso-- «es que a pesar de que la ley es neutral para hombres y mujeres que el sistema de pensiones dependa de la vida laboral de las personas perjudica a la mujer», que durante mucho tiempo ha tenido una vida laboral mucho más corta que los hombres o, simplemente, no la ha tenido y no le ha quedado más remedio que conformarse con una pensión de viudedad o con jubilaciones mucho menores que los hombres.