+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL REY DEL 2016

La mejor prueba del año: Volkswagen Tiguan 2.0 TDi Sport

De todas las pruebas realizadas en 2016 en AIRBAG el SUV alemán fue el que consiguió mejor puntuación.

 

El Volkswagen Tiguan consiguió la máxima votación de todas las pruebas del año 2016. -

XAVIER PÉREZ / SOFÍA DOCIO
08/01/2017

Sin duda, 2016 ha pasado a la historia del motor por ser un año marcado por la recuperación del sector del automóvil. Los planes de ayuda y el esfuerzo industrial de las marcas han servido para colocar más de un millón de vehículos nuevos en las calles. De todos los segmentos del mercado el de los SUV, crossovers o todocaminos, como quiera que les llamemos, ha sido el que ha despegado con más fuerza, aportando incrementos de casi el 40%.

En esa tendencia, y tras analizar concienzudamente 25 modelos de vehículos, la confirmación ha sido evidente. De todas las pruebas realizadas por los especialistas del suplemento especializado AIRBAG a lo largo del año que acaba de finalizar, el modelo que ha obtenido una nota más alta sumando todos los elementos puntuables ha sido, cómo no, un SUV. El Volkswagen Tiguan TDi Sport de 240 CV se ha erigido como vencedor en la categoría de mejor prueba del año en EL PERIÓDICO, un premio ganado a pulso frente a otros modelos que también aportaron su calidad. La demostración de que el Tiguan es un vehículo muy completo es que entre los tres mejores del año dos pruebas han sido para este modelo, algo que no había sucedido nunca hasta la fecha.

1º VOLKSWAGEN Tiguan TDI Sport 240 CV. Nota: 8,6

Sabiendo que se trata de un modelo que está a la greña con multitud de rivales, en un segmento (el de los SUV) llamado a ser el de mayor crecimiento del mercado en los próximos cinco años, encontrar los puntos fuertes del Tiguan Sport de 240 CV ha sido relativamente fácil. Hemos probado muchos SUV en los últimos meses, pero ninguno nos ha seducido tanto como este. Guste más o menos su diseño (a nuestro modo de ver, es perfecto para lo que requerimos de este tipo de vehículos), lo que hace fuerte al Tiguan es la solvencia de la marca.Si un modelo nos parece atractivo ya desde la primera impresión y luego, tras probarlo, se incrementa esa percepción, no podemos hacer otra cosa que quitarnos el sombrero ante él. Y eso es precisamente lo que tenemos que hacer con esta versión del Volkswagen Tiguan. También probamos el TDi de 150 CV y ahora ha pasado por nuestras manos el peso pesado de la gama: el 2.0 TDi de 240 CV con caja DSG de siete velocidades y tracción 4Motion.

Tecnológicamente, estamos ante un modelo superior al resto, lo que unido a unas prestaciones dinámicas de ensueño gracias a su conjunto mecánico hace de él una muy buena opción de compra.

El Tiguan está construido sobre la plataforma modular MQB del grupo Volkswagen. Eso le permite ofrecer una estructura firme y muy adecuada para rendir al máximo, tanto dentro como fuera del asfalto. En el interior, cuenta con un buen espacio tanto para los pasajeros de las plazas traseras (tres adultos caben perfectamente gracias a la banqueta corredera) como para el conductor y el acompañante. El maletero es amplio, con una capacidad de 520 litros (con la banqueta trasera desplazada atrás; 615 litros con la banqueta en posición normal).

Dispone de un mando, el 4 Motion Active Control, que permite al conductor seleccionar entre cuatro programas posibles (carretera, nieve, off-road y off-road personalizado). El de carretera incluye a su vez varios ajustes (normal, deportivo, confort, eco y uno personalizable). Todos actúan especialmente sobre el acelerador, el cambio y la dirección.

El propulsor, el meollo del asunto, es un 2.0 litros con una potencia de 240 CV.Tiene la aceleración de un compacto deportivo y sus cifras de consumos son muy ajustadas. Inferiores a modelos de la competencia con menor potencia. También nos gustó su capacidad de recuperación y sus prestaciones dinámicas en cualquier situación.

 

2º PORSCHE  911 Carrera 4S C Nota: 8,45

 
Porsche ha decidido cambiar estéticamente la motorización y el chasis de toda su gama. Una actualización que le ha sentado muy bien al Porsche 911 Carrera 4S Cabrio, uno de los modelos que probamos en el 2016. Es más moderno, estilizado  y deportivo pero mantiene el aura del mítico 911.

Como en la simulación de un coche de carreras, su interior está pensado para manifestar deportividad, aunque el acceso es bueno y de aceptable confort. El principal problema es que el espacio trasero es pequeño, apenas caben dos niños, y el maletero solo alcanza para dos bolsas de tamaño medio (125 litros). Con este Porsche hay que olvidarse de hacer viajes largos.

Una de las novedades son los propulsores con turbocompresor. Hacen que el coche gane potencia pero moderando el consumo. Además, la evolución del chasis ha mejorado la capacidad de maniobra gracias a la dirección en las cuatro ruedas y una suspensión agradable.

El motor de este Porsche rinde desde bajas revoluciones, pero entrega toda su potencia a partir de las 3.000 revoluciones por minuto y sube con mucha fuerza hasta pasadas las 6.500.

3º VOLKSWAGEN Tiguan 2.0 TDi 150 CV. Nota: 8,04

 

El nuevo VolkswagenTiguan nos ha sorprendido con su diseño anguloso, que se distancia de la versión anterior redondeada, lo que le permite tener una mayor aerodimánica. Por dentro, es un compendio de espacio, tecnología y sentido práctico. La plataforma le permite disponer de mucho espacio interior, con un puesto de conducción muy cómodo y unas plazas traseras dignas de una berlina de su clase.

El maletero tiene 520 litros de capacidad, pero existe la posibilidad de alcanzar los 615 litros en total. El equipamiento es muy completo. El salpicadero tiene una doble pantalla de gran calidad y, además, ofrece una cámara de visión 360º, aparca solo y cuenta con un navegador muy preciso.

El propulsor de 2.0 litros TDi de 150 CV es de los más completos y eficiente de la gama, aunque algo perezoso a la hora de conseguir una punta elevada de velocidad. Nos gustó mucho la frenada y la suspensión en modo deportivo.

4º AUDI A4 3.0 TDI. Nota: 7,93

 

Esta berlina de Audi llega cargada de equipamiento tecnológico, lo que sumado a un motor de 272 caballos la convierte en un vehículo de altas prestaciones con el que disfrutar perfectamente de largos viajes.

El interior del A4 3.0 TDI aúnan a la perfeción calidad, confort y estilo gracias alcuidado de los detalles, como el cordado de los asientos. La pantalla multifunción queda algo tosca al separarse del tablero. La tapicería color caramelo y la mezcla de acabados de madera, terciopelo y plástico da un aspecto elegante y juvenil.

Respecto a la capacidad del vehículo, podemos destacar la amplitud del maletero, donde hay sitio para las maletas y la compra de toda la familia. Además, el acceso es cómodo y al ser tan profundo es muy fácil de ordenar todos los bultos.El confort en marcha es sublime gracias a la finura del motor, que apenas genera vibraciones. El único sonido que llega del exterior es el de un motor bien trabajado con toques algo racing.

 

5º SEAT Ateca 2.0 TDi 4Drive. Nota: 7,79

 

Seat ya tiene en su catálogo un modelo SUV. El Ateca destaca por la imagen, la personalidad, el espacio y un dinamismo que cuadra con la filosofía de la marca.

Las medidas del todocamino son compactas pero sin estrecheces. Las plazas traseras disponen de mucho espacio para las piernas. El puesto de conducción es bueno por sus reglajes, pero el volante es demasiado grueso y acaba cansando las manos en viajes largos. En cuanto al maletero, presenta unas formas internas regulares que permiten aprovechar todo el espacio.

Probamos el 2.0 TDi de 150 CV, un motor que a partir de las 1.800 vueltas empuja con energía y mueve con soltura el Ateca con un consumo ajustado. Es un modelo que tiene el ADN del León en cuanto a comportamiento y asentamiento al asfalto. Sin embargo, las suspensiones adolecen de un reflaje de muelles y amortiguadores un tanto duro.

5º BMW M2 Coupé DKG. Nota: 7,79

 

BMW nos demostró que no ha olvidado su versión más deportiva, y lo hizo de la mano del nuevo M2 Coupé. Un modelo que sigue una línea muy parecida a la de toda la gama pero que tiene detalles específicos que marcan la diferencia, como la fibra de carbono del salpicadero, el túnel de transmisión y las puertas, además del cordado azul y el volante.

Lo más destacable son los asientos, que sujetan a la perfección. El propulsor de 370 CV también ofrece unas sensaciones espectaculares. Se despierta desde bajas revoluciones pero te reserva su mejor actuación sobre las 3.500. Sorprendió su agilidad y elasticidad sin estirones y muy equilibrado, pero al apretar sus tuercas en carreteras reviradas sale todo su potencial.

En cuanto a la aceleración, de 0 a 100 km/h tarda 4,3 segundos en actuar. Y la dirección es realmente precisa. El consumo de nuestro BMW M2 nada tiene que ver con lo anunciado (7,9 litros a los cien): bajar de los 9,2 litros fue totalmente imposible.  No es para cualquiera.

6º MITSUBISHI Outlander PHEV. Nota: 7,77

 

El Mitsubishi Outlander PHEV es el híbrido enchuflable más vendido gracias a su autonomía de casi 52 kilómetros y un consumo de 5,8 litros. Este modelo permite aprovechar al máximo las posibilidades tanto del sistema híbrido como del eléctrico.

El Outlander PHEV carga un motor térmico de gasolina y dos motores eléctricos. En total, dispone de 203 CV de potencia. El diseño del salpicadero destaca por su sobriedad, pero está realizado con materiales de calidad. Entre las actualizaciones que aporta está el nuevo volante de cuatro brazos.

En el lado izquierdo del volante, además del volumen, se activa también la cámara de visión de 360º. Abajo, en la consola central, están situados los mandos para activar el modo de ahorro de energía o el de la carga de la misma con ayuda del motor térmico.

El modelo también destaca por ofrecer mucho espacio a los ocupantes, principalmente en las plazas traseras.

7º JAGUAR XE 2.0D Prestige. Nota: 7,73

 

El Jaguar XE que probamos fue el 2.0 diésel de 180CV asociado a un cambio automático de ocho velocidades. Se trata del diésel más potente de la gama y, la verdad, es que nos sorprendió de forma muy notable.

Tiene un diseño exterior moderno y atractivo, donde destaca la parrilla frontal con el estilo tradicional de Jaguar. La calidad de los materiales es muy buena manteniendo ese estilo de lujo. Además, destaca el sistema multimedia, que monta una pantalla de 10,2 pulgadas, con mapas de navegación detallados y fáciles de leer.

Esta berlina es muy confortable para el conductor pero aunque los asientos traseros son bastante cómodos también, queda poco espacio para las piernas. El maletero dispone de 450 litros de capacidad.

El propulsor es excelente y con las prestaciones que ofrece tiene homolagados unos consumos muy bajos. En nuestro recorrido de prueba obtuvimos 5,2 litros. Las suspensiones también nos gustaron por su firmeza.

 

8º RANGE ROVER Sport. Nota: 7,68

 

El Range Rover Sport es un modelo totalmente diferente al Range Rover. De hecho, el 75% de las piezas son diferentes de un coche a otro. Por ello nos lanzamos a probar un modelo que nos causó una gran impresión. El Sport de la prueba contaba con un motor de ocho cilindros en V y 340 CV, con un diseño más atractivo y moderno y una dosis de deportividad pero sin abandonar el lujo de Land Rover.

El acceso al vehículo es cómodo, ya que no tenemos que escalar. La posición del conductor es fácil de regular y las plazas traseras son bastante confortables y espaciosas. En cuanto al maletero, tiene 489 litros de capacidad y sus líneas rectangulares ayudan a la hora de realizar la operación de carga y descarga.         

El motor es un SDV8 que ofrece un rendimiento excelente y un consumo bastante cercano al homologado por la marca, 8,7 litros en la prueba y 8,4 litros según la firma inglesa. En funcionamiento off-road es muy efectivo, gracias sobre todo a sus aplicaciones electrónicas. Tecnológicamente está muy avanzado en su mecánica y una buena prueba de ello es la gestión electrónica del sistema 4x4.

9º FORD Focus RS. Nota: 7,67

 

Con un motor de 350 caballos unido a una tracción total y un chasis apto para todos los escenarios posibles, el Ford Focus RS es un coche de ralis adaptado para el día a día.

Estéticamente desprende deportividad con unas entradas de aire más grandes y llamativas, y un alerón con función aerodinámica. Al contrario que el exterior, el interior es poco deportivo. La palanca es muy grande y el recorrido mejoraría si fuera algo más corto y duro. En cuanto al maletero, el espacio se reduce respecto al modelo más comercial. Si lo comparas con sus rivales más próximos, además, es el peor.

La principal novedad de este modelo es el programa Drift, que permite derrapar al acelerar de forma brusca. Comprobamos además que es un coche confortable en la carretera, poco ruidoso y de motor fino. El consumo del RS es alto, aunque condujimos de forma alegre. En nuestra prueba rondamos los 13 litros. En caso de optar por el, las gasolineras serán su segunda casa.

10º VOLVO XC90 T8 Inscription. Nota: 7,64

 

El Volvo XC90 es una gran apuesta de la marca sueca y consigue posicionar de nuevo en la punta del segmento premium a un modelo que ofrece una versión híbrida enchufable de altísimas prestaciones. Es, precisamente, el T8 híbrido el modelo que probamos.

Las dimensiones del XC90, con casi cinco metros de largo y sus más de 2.000 kilos, no son un obstáculo para que sea un todoterreno muy manejable. En el interior destaca la consola central, que agrupa todo el conjunto de botonería en una tableta y que permite controlar buena parte de las funciones del vehículo.

El conjunto híbrido lo forman un motor de gasolina de 320 CV encargado de mover el eje delantero y un motor eléctrico de 82 CV que se centra en lasruedas traseras. En total ofrece 408 CV y consigue unas emisiones de apenas 49 gramos. En cuanto al consumo, en la prueba no pasamos de los 3,6 litros de media.