+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CORRUPCIÓN EMPRESARIAL

La policía española detiene al administrador de Zed+ por posible fraude empresarial

El detenido, Peter Wakke, es la mano derecha del magnate ruso Mikhail Fridman

 

Putin durante una reunión en el Kremlin, en agosto del 2016. - AP / MIKHAIL KLIMENTYEV

EL PERIÓDICO
16/01/2017

Agentes de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UCDEV) y de la de delitos financieros y fiscales (UCDEF) han detenido este lunes a Peter Wakkie, administrador de Zed+, el holding holandés del que son accionistas Pérez Dolset, Santander, Abelló y la operadora rusa de telecomunicaciones VimpelCom, informa 'El Confidencial'. Wakkie, que venía en vuelo desde Amsterdam, ha sido arrestado en Barajas poco después de las 10.10 horas cuando se dirigía a una reunión con un consorcio de inversores interesado en comprar Zed+.

Peter Wakkie es considerado la mano derecha de Mikhail Fridman, el magnate ruso con el que empresarios españoles comparten el capital de Zed+. Fridman está en el punto de mira del FBI y la CIA estadounidense. La detención se enmarca en la sospecha de pagos millonarios de sobornos a familiares de ministros del Gobierno de Rusia a través de Zed Wordlwide.

Wakkie está acusado de impedir la investigación que los Pérez Dolset, fundadores de la empresa de tecnología, habían solicitado para conocer el desvío continuado de dinero desde la filial rusa de Zed+ -Grupo Temafon- a Vstrecha, una sociedad constituida sin conocimiento de los gestores y desde la que presuntamente salieron hasta 30 millones de dólares hacia FunBox. Esta última empresa, que proveía servicios de 'dating', pertenece a la familia del ministro del Interior ruso, Alexander Kolokoltsev, según un informe preliminar de la UCDEF.


DESVÍO DE FONDOS

La Policía española, en colaboración con la estadounidense y la holandesa, cree que el caso de Vstrecha "no es el único de desvío de fondos de Grupo Temafon", tal y como documentaron Pricewaterhouse y Alvarez & Marsal, dos compañías que realizaron un análisis forensic del negocio de Zed en Rusia a petición de los Dolset. Según estos informe para detectar posibles fraudes empresariales, el vaciado de la caja incluía hasta al menos cuatro sociedades más (Vstrecha 2, BMK, A1 Systems y Expert Promotion). "Unos esquemas fraudulentos" en los que presuntamente participaban VimpelCom, Bambalia y Gervaser, estas dos últimas sociedades pertenecientes a Vage Engibaryan, íntimo amigo de Mikhail Fridman.

Este millonario ruso de origen ucraniano aparece en el famoso informe de un espía británico que la CIA y el FBI enviaron la semana pasada a Barack Obama y Donald Trump. Fridman, que reside habitualmente en Londres y al que se le atribuye una fortuna de más de 16.000 millones de dólares, ocupa una de las páginas del citado informe confidencial por su relación de amistad con Vladimir Putin y por haber ayudado supuestamente a Rusia a 'hackear' los servidores del Partido Demócrata, difundiendo posteriormente correos electrónicos comprometedores de Hillary Clinton para favorecer a Trump.


ASFIXIA FINANCIERA

Según la UCDEV, "Wakkie ha sido pieza necesaria para asegurar" que no habría "investigación alguna sobre las irregularidades de Temafon", que evitaría por cualquier medio conocer los supuestos sobornos a las autoridades rusas y que no se pondría medida alguna que “evitase la fuga de liquidez en favor de los socios de Europa del Este de Zed+". Al contrario, la Policía española considera que ha colaborado de forma indudable para garantizar la asfixia financiera del grupo español y para que fuese después fuese comprado por sociedades de Fridman y Engibaryan a "un precio irrisorio". A Wakkie, que ha pasado a dependencias judiciales para ser interrogado como investigado (anteriormente imputado), se le acusa además de haber impedido que las ofertas que el grupo chino Down Galaxy, primero, y Green Apple, después, para salvar del concurso de acreedores a Zed+ hayan prosperado para facilitar la adquisición a Fridman, del que cobraba un sueldo millonario a través de la fundación Highland Marine Stichting, como él mismo ha reconocido.