Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

POR EL TRUCAJE DE MOTORES

Volkswagen llega a un acuerdo con EEUU en el 'dieselgate'

La empresa reconoce que el pacto supondrá la admisión de culpabilidad de algunas acusaciones penales, someterse a reformas y ser supervisada


11/01/2017

 

El fabricante de automóviles Volkswagen (VW) anunció ayer martes que ha alcanzado un preacuerdo con las autoridades estadounidenses por el escándalo de los motores trucados que incluye multas por un valor total de 4.300 millones de dólares. "Volkswagen AG confirma los rumores de mercado de que negoció un borrador concreto de un acuerdo con las autoridades estadounidenses (...) que contiene multas penales y civiles por un monto total de 4.300 millones de dólares", informó la empresa en un comunicado.

 
El Gobierno de EEUU acusa a la empresa de haber urdido una trama para engañar a las agencias reguladoras estadounidenses y a sus propios clientes mediante el trucaje de los motores diésel, algo que afecta a cerca de 600.000 automóviles en Estados Unidos. Según la multinacional alemana, el acuerdo con el Gobierno para zanjar el escándalo del trucaje de los motores para ocultar sus niveles de contaminación incluye también medidas para "fortalecer aún más" el control de sus emisiones, con el nombramiento de un "monitor independiente" para los próximos tres años.

La empresa afirmó que el acuerdo supondrá la admisión de culpabilidad de algunas acusaciones penales, someterse a reformas y ser supervisada con el fin de "liquidar ciertas investigaciones criminales y ciertas multas civiles" relacionadas con el escándalo.

En octubre pasado, un tribunal de San Francisco aprobó un acuerdo extrajudicial para indemnizar en Estados Unidos a los propietarios de los casi 500.000 vehículos con motores diésel de 2 litros vendidos en el país así como a las autoridades estadounidenses.

ADMISIÓN DE CULPABILIDAD


Ese acuerdo comprometía a VW a pagar alrededor de 15.000 millones de dólares a los propietarios y establecer dos fondos para paliar los efectos de las emisiones nocivas de los vehículos. El nuevo acuerdo que está próximo a alcanzar ahora la compañía con las autoridades estadounidense incluye una "admisión de culpabilidad" de la violación de algunas disposiciones penales que fundamentan las multas, según la empresa.

DETENIDO


El pasado sábado, un alto ejecutivo de la multinacional alemana identificado como Oliver Schmidt, fue detenido en Miami por su responsabilidad en el escándalo de los motores diesel trucados. Schmidt, el primer detenido por ese escándalo, de 48 años y residente en Alemania, fue entre el 2012 y marzo del 2015 el encargado de VW en Auburn Hills (Michigan) de comunicarse con las agencias reguladoras de EEUU, según el Departamento de Justicia.

En marzo de 2015, Schmidt fue ascendido y regresó a la sede del fabricante de automóviles en Wolfsburg (Alemania), desde donde desempeñó un papel directo en la respuesta que Volkswagen dio a las preguntas de las agencias reguladoras de Estados Unidos.

Volkswagen ha admitido que sus motores diésel de 2 y 3 litros estaban trucados para ocultar sus emisiones reales de óxido de nitrógeno, un producto considerado cancerígeno por las autoridades sanitarias.