+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editorial

El adiós de Sáenz de Santamaría

 

Tras la salida de Mariano Rajoy y la decisión de María Dolores de Cospedal de dejar la presidencia del PP de Castilla-La Mancha, la renovación del partido conservador español se completa con el abandono de Soraya Sáenz de Santamaría de la vida política. Con esta decisión, la exvicepresidenta del Gobierno rechaza erigirse en oposición interna de Pablo Casado y cierra una etapa, la del ‘marianismo’, en la que la formación de derechas alcanzó enormes cotas de poder.

Funcionaria del Estado, Santamaría nunca fue una política de partido; su especialidad era la gestión de la Administración. Pese a ello, logró imponerse en la primera ronda de las primarias del PP, y Casado necesitó un pacto con los fieles de Cospedal para derrotarla. Fracasado su intento de liderar el partido, Santamaría opta por abandonar la política con la sensación de que fue tal vez la política quien la abandonó a ella. La crisis catalana le pasó una enorme factura. Responsable de la Generalitat mientras duró la aplicación del artículo 155 y cabeza visible de una ‘operación Cataluña’ que llegó tarde y mal. Pocas personas han acumulado tanto poder en la España democrática. Es el suyo un legado de claroscuros, pero ni siquiera sus mayores adversarios le niegan una tenacidad y una capacidad de trabajo que se han revelado insuficientes para dar el salto al liderazgo político.