+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Bárcenas afirma que "nunca jamás" le han llamado "Luis, el cabrón"

Niega haber tenido capacidad de presión sobre cargos públicos para adjudicaciones. Exculpa a su esposa hasta de firmar sus propias declaraciones de la Renta

 

Luis Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar en el juicio del 'caso Gürtel'. - JUAN MANUEL PRATS

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID
18/01/2017

El extesorero del PP Luis Bárcenas contestó este miércoles con un "nunca jamás" a la pregunta de si alguien le había llamado alguna vez en el partido "cariñosa o despectivamente" 'Luis, el cabrón'. El acusado se permitió incluso la ironía de agradecer a la Fiscalía Anticorrupción que no le hubiera preguntado por ese extremo en el "intenso" interrogatorio al que le sometió entre el lunes y el martes, porque "debe esta convencida de que ese apunte" no tiene nada que ver con él.

Según el acusado, que se enfrenta a 42 años y medio de cárcel, los propios informes de la Udef descartan que él sea "Luis el cabrón", porque el apunte contable por 72.000 euros incluyen el concepto de "incremento de deuda de Álvaro Pérez", el Bigotes. Tanto el considerado cabecilla de la trama, Francisco Correa, como su número dos, Pablo Crespo, y el propio Bigotes aseguraron que ese pago se correspondía con el expresidente de Isolux Corsán Luis Delso por un préstamo personal que había hecho a Pérez tras presentarle al entonces presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. Aseguró que no tenía relación con Pérez, más allá de haberle visto "cinco o seis veces en Génova", por lo que negó que le hubiera entregado las cantidades que le atribuye la Fiscalía de 3.000 o 6.000 euros.

Bárcenas, que no quiso responder a las acusaciones, sí contestó a las defensas, como la abogada que representa a su esposa, Rosalía Iglesias, que se enfrenta a 24 años y un mes de cárcel. Para exculparla, reiteró que nunca hablaba con ella de negocios y que incluso firmaba por ella sus declaraciones de la Renta, incluida la del ejercicio 2006, por la que Hacienda le abrió una inspección en 2011 por un incremento patrimonial que atribuyó a la venta de cuadros, incluido un Greco, que alegan que compraron al extesorero del PPRosendo Naseiro y que luego se vendieron a la pintora argentina Isabel Ardanaz, hecho que esta negó ante el juez.

PP NACIONAL O PP DE MADRID

Las preguntas del abogado de José Luis Peñas, que grabó a Correa durante años y le denunció ante Anticorrupción, llevaron al presidente del tribunal, Ángel Hurtado, a precisar que Bárcenas está imputado por los hechos que atañen al PP nacional y no al de Madrid, y pidió que se centrara el interrogatorio. Hasta ese momento, el acusado no estaba aportando mucho: que él desconocía las donaciones que se hacían al PP de Boadilla del Monte y que eso lo sabría.

A preguntas de su abogado, Joaquín Ruiz de Infante, el acusado fue negando incluso conocer al grueso de los imputados hasta el comienzo del juicio oral y haber tenido cualquier relación con las empresas de Correa.

Bárcenas, que fue gerente de Alianza Popular hasta 1987 y ya en el PP, desde enero del 88 hasta junio de 2008, cuando es nombrado tesorero hasta su imputación en el caso en el verano de 2009, aseguró que la capacidad económica dependía del tesorero Álvaro Lapuerta, tanto "los oficiales", como los "extraoficiales", que necesitan un trato más delicado. También negó haber tenido cualquier intervención en las campañas electorales, que dijo que correspondían a un comité. En este sentido, precisó la operativa de contratación y cómo en un momento determinado "aumenta la competencia" y Correa se enfada porque entiende "que se le está perjudicando".

Sostuvo que no tenía capacidad de presión sobre ningún cargo público para intermediar en la adjudicación de obras, ni como gerente ni como senador por Cantabria, cargo para el que fue elegido en 2004. Asimismo, a toda velocidad, como se dearrolló todo el interrogatorio de su abogado, sostuvo que ni siquiera tuvo relación con cargos públicos del partido en Castilla-León, porque al también acusado Jesús Merino le conoció a posteriori.


COMISIONES IMPOSIBLES

Según Bárcenas, el cobro de comisiones que se le atribuyó por Correa es imposible, porque en la causa "no hay ninguna referencia" de que OHL o ACS paguen al cabecilla de la trama. "Son dos empresarios con una relación muy directa a máximos niveles, con el presidente y los ministros. Nunca se hubiesen prestado, ninguno de los dos, a hablar con el gerente para una operación de esas características", aseguró.

También negó haber mediado con los ministerios que le atribuyó Correa y recordó que a partir de 2004 el PSOE gobernaba, lo que sostuvo que dificulta que pudiera realizar lo que atribuyó su compañero de banquillo.