+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CÓNCLAVE EN LAS FILAS NARANJAS

Carolina Punset dejará 'plantado' a Rivera por su propia boda

La eurodiputada, crítica con la dirección de Ciudadanos, contraerá matrimonio el mismo día del congreso del partido

 

Carolina Punset y su pareja, Alexis Marí, el pasado febrero en las Cortes Valencianas. - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO / VALENCIA
18/01/2017

Carolina Punset dejará 'plantado' a Albert Rivera en el congreso de Ciudadanos a principios de febrero, para el que se había convertido en el principal frente de oposición a la actual dirección del partido. La eurodiputada renuncia a un divorcio político y lo hace por su propia boda, pues se casará el próximo 4 de febrero, justo el día en el que se celebrará en Madrid la cuarta asamblea de la formación naranja. Con este 'plante', Rivera se queda sin posible rival interno, lo que le asegura un cónclave y una reelección mucho más plácidas, pero que al mismo tiempo también supone un contratiempo en la campaña para reforzar su figura tanto a nivel interno como externo.

Punset contraerá matrimonio civil con Alexis Marí, el portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas y uno de sus principales apoyos políticos y personales desde que empezó a distanciarse de la estrategia de la cúpula de su partido. Lo hará en una ceremonia civil en el edifico 'Veles e Vents' de la Marina de Valencia oficiada por Joan Ribó, el alcalde de la ciudad.

LA LISTA DE INVITADOS

Pero el dirigente de Compromís no será el único representante de otro partido que acuda al acto. A la boda están invitados el presidente de la Generalitat Valenciana, el socialista Ximo Puig; la vicepresidenta Mónica Oltra y el presidente de las Corts, Enric Morera, ambos dirigentes de Compromís. También están en esa lista los portavoces de todos los grupos del Parlamento valenciano, algunos diputados y varios consejeros del Ejecutivo. La coincidencia con la cita orgánica de Ciudadanos hará que, previsiblemente, los dirigentes de la formación sean minoría en la boda.

Punset, que fue cabeza de lista en las últimas autonómicas en Valencia, dimitió en octubre de la ejecutiva por desavenencias estratégicas, pero también por pensar que Ciudadanos había dejado de lado algunos de sus objetivos fundacionales, especialmente la lucha contra los nacionalismos, “incluyendo regionalismos no independentistas”, según ella misma dijo entonces.

LA 'SENYERA', UN "TROZO DE TELA"

En esa línea, criticó a los que "se pasean con trozos de tela" el día en el que Fernando Giner, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, portaba la 'senyera' el 9 d'Octubre. Punset y Marí son la referencia de un ala mucho más progresista que la que representa Giner, que apuesta por una línea más regionalista y algo más conservadora. La ejecutiva nacional se posicionó claramente del lado de Giner y, de hecho, fue él quien acompañó en todo momento a Rivera en su reciente visita a Valencia.

Poco después de oficializar su marcha del órgano de dirección, Punset empezó a sugerir la posibilidad de presentar un proyecto alternativo al de Rivera y los suyos. Lo hizo pidiendo unas reglas claras que blindaran la regla 'un militante-un voto' pero también reclamando un voto presencial para evitar posibles 'pucherazos' telemáticos.

Mientras, Rivera y sus colaboradores animaban a Punset a que se presentara. "En política hay que mojarse, si alguien quiere gobernar un partido lo mínimo es presentarse", apuntó en Valencia el presidente de Ciudadanos. Durante esos días Punset aseguró que no iba a renunciar a la pelea. "Si te parece lo dejo todo y les regalo el partido. A eso se llama abandonar. Yo no lo haré", aseguró por Twitter. Pero ahora parece haber renunciado a presentar batalla, al menos de manera presencial. Eso sí, por amor.