+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PODEMOS ANTE SU II ASAMBLEA CIUDADANA

Errejón: "Pablo no va a ser derrotado en ningún caso"

El secretario político niega que Vistalegre II sea un plebiscito sobre Iglesias y aboga por buscar un acuerdo. Insiste en que el debate no es quién forma "la tripulación" del partido sino el "rumbo" para ganar

 

Inigo Errejón, en la sede de Podemos, en Madrid. - AGUSTÍN CATALÁN

IOLANDA MÁRMOL
10/01/2017

Los equipos de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón han comenzado a elaborar, por separado, sus propuestas para concurrir a su congreso estatal, Vistalegre II, en febrero. Lo que suceda una vez se publiquen los documentos, el 22 de enero, es una incógnita. Quizá haya un acuerdo o quizá no, pero el secretario político de Podemos ha descartado este martes, de plano, que el cónclave sea un plebiscito sobre la continuidad de Iglesias, a pesar de que el líder ha advertido que podría no seguir al frente del proyecto si no está de acuerdo con la hoja de ruta que se apruebe. Errejón ha negado ese marco.

“Pablo no va a ser derrotado en ningún caso. No discutimos sobre la tripulación, sino sobre el rumbo”, ha subrayado en una entrevista en Antena3. Ha ratificado que, aunque no se consiguiese llegar a un pacto, no va a disputar la secretaría general al líder y ha insistido en que el partido ha superado “la lógica del cara o cruz, el todo o nada, el contigo o contra mí”. “Como la posición de Pablo Iglesias o está en discusión, debemos centrarnos en discutir lo importante”, ha señalado para volver a insistir en la necesidad de construir un Podemos que sume a una mayoría social. Sus declaraciones llegan después que este lunes la jefa de Gabinete de Iglesias, Irene Montero, advirtiese que el partido "no puede ser una tarta a repartir".

Errejón ha desterrado la lógica del plebiscito y ha destacado su voluntad de llegar a un entendimiento. “Es posible llegar a un acuerdo”, ha afirmado, pero ha circunscrito esas posibilidades a que el rumbo político pase por “construir un Podemos ganador que no se repliegue”, en referencia a su idea de transversalidad para sumar “a los que faltan” y a su empeño en que el trabajo parlamentario sea útil en lugar de “quedar aislados”.

Preguntado por Cataluña, ha defendido que “cualquier consulta sobre la cuestión catalana es legítima” y aunque ha dicho preferir una pactada ha matizado que el Gobierno no puede “rasgarse las vestiduras”: “Para pactar, tiene que haber alguien al otro lado que quiera pactar algo”.