+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en cáceres se mantiene el aviso amarillo

El 112 activa la alerta roja por ola de calor en la provincia de Badajoz

Dos vecinos de Don Benito y Navalmoral han sido atendidos por golpe de calor. En diversos puntos de la región pueden alcanzarse máximas de hasta 42 grados

 

Un grupo de chicos refrescándose con agua y mangueras en un colegio. - EUROPA PRESS

REDACCIÓN
17/06/2017

Los termómetros siguen subiendo en Extremadura. El Centro de Urgencias y Emergencias 112 ha activado el nivel rojo de alerta por ola de calor en la provincia de Badajoz, que se extenderá hasta el martes, y mantiene el amarillo para la de Cáceres. Para estos días, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, (Aemet), podrán alcanzarse máximas de hasta 42 grados.

El delegado territorial de la Aemet en Extremadura, Marcelino Núñez, explicó ayer en declaraciones a Efe que el episodio de altas temperaturas se prolongará hasta el lunes o el martes. Según detalló, la ola de calor se debe a un anticiclón persistente que hace que el aire no se renueve y, por tanto, no se enfríe, sino que, al contrario, «se recaliente» por su contacto continuado con el suelo.

Así, para hoy se podrían alcanzar máximas de 42 grados en las Vegas del Guadiana, el Tajo y el Alagón; 41 grados en La Siberia y 40 en Tierra de Barros y La Serena, así como en el norte de la provincia de Cáceres y en su meseta. En este contexto, el 112 eleva la alerta por calor hasta el nivel rojo en la provincia de Badajoz, pero la Aemet mantiene el aviso naranja porque el baremo utilizado por esta entidad sitúa la alerta roja por encima de los 44 grados.Al respecto, Núñez explicó ayer que esa es la escala de avisos con la que trabaja la Aemet y que otros organismos, como el Ministerio de Sanidad o el 112, establecen otros niveles en función de los impactos que las predicciones de Aemet tendrán en sus respectivas áreas.

Desde que se activara el Plan de Vigilancia y Prevención de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud en Extremadura, el pasado 1 de junio, dos personas han sido atendidas por golpes de calor: un vecino de Navalmoral de la Mata de 68 años y otro de Don Benito de 63.