+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

DATOS DEL 2016 EXTRAÍDOS DE LA ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

Un 23% de las asalariadas extremeñas cobra menos de 710 euros brutos al mes

El sector privado y los trabajadores de menos edad concentran el grueso de los empleos peor pagados. La mayor incidencia de la jornada parcial hace que se multiplique por tres la proporción de hombres

 

Un 23% de las asalariadas extremeñas cobra menos de 710 euros brutos al mes -

Eduardo Barajas
11/12/2017

Mujeres, menores de 25 años y trabajadores del sector privado. Son las tres variables que, muy claramente, están presentes en la mayor parte de los empleos peor pagados en la región. Aquellos que protagonizan el fenómeno de los trabajadores pobres, los que aun teniendo un empleo, afrontan a menudo con problemas el pago de las facturas o los gastos más básicos.

Una situación que queda reflejada en la estadística de deciles de salarios del empleo principal elaborada a partir de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y dada a conocer recientemente por el INE. En ella lo que se hace es ordenar a todos los asalariados de acuerdo a la cuantía del sueldo mensual bruto que perciben —el total anual dividido en doce pagas—. Luego se reparten en diez grupos integrados por igual número de individuos, es decir, cada uno con el 10% del conjunto. El primero de ellos, por ejemplo, es el que contiene al 10% de individuos con menores ingresos, y así sucesivamente. Como la población asalariada en el 2016 se situó en España en cerca de 15,3 millones de personas, en cada decil hay en torno a 1,5 millones de asalariados.

En el 2016, el límite del escalón de rentas más bajo quedó fijado en 710,1 euros al mes, un importe que no alcanzaron 43.400 asalariados extremeños y que supone un 14,8% del total (por tanto, casi cinco puntos por encima de la media nacional). Este importe es menos de la mitad del salario promediado en la región el año pasado, que fue de 1.613 euros —el nacional se situó en 1.878,1.

«La estructura productiva existente en las comunidades autónomas tiene una gran influencia sobre su nivel salarial», se indica desde el INE. Por eso, las regiones con una mayor concentración de salarios altos (por encima de 2.137,5 euros mensuales) fueron País Vasco (45,2%), Comunidad Foral de Navarra (39,2%) y Comunidad de Madrid (37,6%). En el lado opuesto, las comunidades autónomas que tienen una mayor proporción de sueldos bajos (por debajo de 1.229,3 euros) son Murcia (41,6%), Extremadura (40,2%) y Andalucía (38,2%).

En España, pero más aún en Extremadura, los trabajos peor pagados tienen mayoritariamente rostro femenino. Así, un 70% de los 43.400 asalariados que no llegan a 710 euros brutos al mes en la región son mujeres. En términos relativos son un 23% de todas las asalariadas extremeñas, una proporción que multiplica prácticamente por tres la que se contabiliza en el caso de los hombres, que es del 8%. Si se pone la barrera en los 1.229,3 euros brutos, la mitad de las mujeres (49,3%) se queda por debajo de ella, algo que ocurre con un tercio (32,5%) de los hombres.

Esta desigualdad en la distribución salarial entre géneros viene condicionada en buena medida por el hecho de que las mujeres trabajan, con mayor frecuencia que los hombres, a tiempo parcial, con contratos temporales y en ramas de actividad menos remuneradas. En el caso de los empleos por horas, esta situación se evidencia de forma palmaria: cuatro de cada cinco jornadas a tiempo parcial recogidas en Extremadura en la EPA del tercer trimestre de este año (43.500 de 56.800) son de mujeres. Y trabajar con este tipo de contrato supone ganar de media mil euros menos al mes (604,89 euros).

OTRAS VARIABLES / Además del sexo del asalariado hay otras circunstancias que también resultan determinantes en cuánto se cobra a final de mes. Una de ellas es la edad. Casi cuatro de cada diez asalariados extremeños de entre 16 y 34 años se embolsan, a lo sumo, mil euros al mes. En los mayores de 45 la proporción es la mitad (21,1%). Otro factor fundamental es el sector, público o privado, para el que se trabaja. De los que lo hacen en el segundo de ellos, un 18,3% no pasa de 710 euros, y más de dos tercios (un 68%) se queda antes de los 1.412.7. En el público las proporciones son muy inferiores, del 8,2% y del 23,9%, respectivamente. «Esta mayor concentración de salarios elevados en el sector público viene determinada por el mayor porcentaje de asalariados con estudios superiores, el tipo de ocupación desempeñado, el menor peso del trabajo a tiempo parcial y la mayor antigüedad», se arguye desde el INE.

En cuanto al grupo con sueldos más altos, los que están por encima de 2.137,5 euros al mes, en la región los cobran un 23,5% de los asalariados extremeños (68.900 personas), seis puntos y medio porcentuales por debajo de la media española.