+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Asaja Extremadura pide la suspensión de las elecciones al campo por incumplir la ley agraria

La organización pedirá mañana medidas cautelares al Tribunal Superior de Justicia de Extremadura

 

El presidente de la organización agraria, Ángel García Blanco, en el centro, durante la rueda de prensa de hoy. - EUROPA PRESS

EFE
04/01/2017

Asaja Extremadura solicitará este jueves, día 5, en la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) medidas cautelares en las que pedirá la suspensión de las elecciones al campo, previstas para el domingo 12 de marzo, por "incumplir" la Ley Agraria.

El presidente de la organización agraria, Ángel García Blanco, ha señalado que existe "un fraude" en la convocatoria de las elecciones porque debe publicarse el censo completo en la página web de la Consejería de Agricultura y, además, los votantes deben aparecer en la Seguridad Social como principal actividad agrícola o ganadera, según marca la normativa.

Por ello, Asaja presentó la pasada semana un recurso contencioso administrativo ante la sala del TSJEx para suspender este proceso electoral y mañana mismo tiene previsto registrar una comunicación pidiendo medidas cautelares para que se paralicen las elecciones.

Desde la organización agraria, que fue la segunda más representativa en el último proceso electoral, se sigue pensando que "el censo esta manipulado" y que "es sectario y partidista", ya que "solo van a votar los amiguetes del presidente y poco más". En este sentido, están llamados a las urnas unos 13.157 electores frente a los 59.000 perceptores de ayudas agrarias y por tanto agricultores activos.

"El señor Fernández Vara, imitando el proceso del Comité Federal del PSOE, pretende sacar una urna por la puerta de atrás", aseguró el responsable de Asaja en la rueda de prensa celebrada en Cáceres para ofrecer un balance de la actividad agraria del año pasado.

García Blanco, acompañado por otros dirigentes de la organización ha lamentado que Vara, como secretario general de los socialistas extremeños, haya declarado que su partido manifestará su apoyo a una organización, por lo que desde Asaja, "se solicita un debate con el presidente de la Junta de Extremadura, dado que parece ser que asume la función de cabecera de lista de alguna organización agraria", ironizó.

Balance 2016

Al año 2016 que acabó lo ha calificado como "asfixiante" desde un punto de vista meteorológico, lo que ha supuesto las pérdidas de producciones y retrasos en las cosechas con la consiguientes mermas de ingresos. Las tormentas de verano que afectaron al tomate, arroz y frutales; la falta de horas de frío que impidió el cuajado de la cereza y la falta de lluvias en primavera que impidieron un desarrollo normal de los pastos.

"Todo ello ha hecho del 2016 un año desgraciadamente para olvidar", indicó el presidente de Asaja que aseguró que, tan solo el sector del porcino ibérico se ha salvado y su comportamiento ha resultado beneficioso para los criadores, tanto en producción como en precios en el mercado.

Desde el punto de vista político, considera que el año pasado fue "nocivo" porque "nunca los políticos han estado tan distantes de los agricultores y ganaderos", subrayó. García Blanco reprocha a los responsables agrarios que "han sido incapaces de abrir vías de dialogo en los graves problemas que afectan al sector", como han sido la tuberculosis, las enfermedades del cereal, el futuro del sector tabaquero, etcétera.

"El señor Fernández Vara se equivoca al tener una consejería que se dedica a todo. Desde las ferias y fiestas, pasando por la plataforma logística, urbanismo, el 112, transporte y además también pretende que se dedique a la agricultura", ha manifestado García Blanco, que ha reiterado su petición de una consejería "en exclusiva" para el sector agrario, dado su "carácter estratégico", para el desarrollo de la región. "De continuar así, a la consejera o fabrican días de 36 horas o va a sufrir un infarto, puesto que ya va al límite", sentencia.

2017, el año de la espera

Respecto al año 2017, Asaja Extremadura lo califica como el año de "las esperas". "Estamos esperando tantas cosas que esperamos que algunas se cumplan", recalcó al tiempo que enumeró algunas de las peticiones que tiene sobre la mesa la organización agraria pendiente de resolución.

Así, por ejemplo, Asaja continúa a la espera de que se autoricen batidas de jabalíes y demás fauna cinegética salvaje para frenar la tuberculosis a la ganadería vacuna y caprina de la región. También espera que se ponga en marcha un plan específico para frenar la situación de Monfragüe.

"Esperamos que se resuelvan los expedientes de incorporación y planes de mejora que se presentaron hace más de una año" y también se solicita una solución para los apicultores, con una ordenación del etiquetado y cese de la importación de mieles de baja calidad, además de pedir menos burocracia e "inspecciones" que suponen un "acoso" a los agricultores y ganaderos.

Desde Asaja también se confía en que en este 2017 se firmen contratos plurianuales con las multinacionales del tabaco que aseguren las producciones durante los próximos años. En este sentido, García Blanco ha informado de que a partir del mes de febrero, la organización agraria va a comenzar "una campaña de boicot" a una multinacional de tabaco que se niega a comprar tabaco en Extremadura. Se hará en las redes sociales y se realizará contra todas aquellas cajetillas que llevan su marca.

Temas relacionados
 
   
2 Comentarios
02

Por quifle 19:03 - 04.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Está tan agustito ...je,je

01

Por yuntero 14:19 - 04.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Que demócrata, claro después de 15 años sin dar cuenta de sus actos a los profesionales del campo, es lógico agarrarnos a cualquier excusa para no acudir a las urnas.