+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA RECOGIDA DE RESIDUOS ES UNA «PIEZA CLAVE» EN LA APUESTA POR LA ECONOMÍA CIRCULAR

Contenedores para todos

Los 10 municipios extremeños que faltaban se suman al convenio de la Junta y Ecoembes para implantar la recogida selectiva de basura H Aún así, los extremeños están entre los que menos reciclan

 

Reciclando 8 Un hombre introduce papel y cartón en un contenedor azul. - EFE

Guadalupe Moral
10/06/2017

Todos los municipios extremeños tendrán contenedores para la recogida selectiva de basura. Lo diez pueblos en los que aún no se podía reciclar, se han sumado recientemente al convenio entre la Junta y Ecoembes para que la empresa pública Gespesa proporcione los contenedores necesarios para poder separar la basura.

Almendral, Torre de Miguel Sesmero, Torremejía, Calzadilla de los Barros, Aldeacentenera, Carrascalejo, Garvín, Peraleda de San Román, Valdelacasa del Tajo y Villar del Pedroso son los últimos pueblos de la región (los cuatro primeros de la provincia de Badajoz y el resto de Cáceres) en sumarse a este plan. Entre todos suman casi 8.000 habitantes que todavía no tenían la opción de reciclar y que podrán empezar a hacerlo próximamente tras implantar la recogida selectiva.

Lo cierto es que los contenedores de vidrio hace años que ya están presentes en todas las localidades extremeñas, según la administración, y sin embargo no era así en el caso de los contenedores amarillos (para envases ligeros como plásticos, latas y bricks) ni de los azules (papel y cartón). «En el 2015, sobre un 3% de la población extremeña no contaba con contenedores de papel-cartón y aproximadamente un 7% no tenía contenedores para envases ligeros», explican desde la Consejería de Medio Ambiente. Eran en concreto 43 municipios sin contenedores azules y 74 sin los amarillos. Pero en dos años, la situación ha cambiado. Durante el año pasado, la administración llevó a cabo una campaña para revertir estos datos y fijó una tasa de recogida de basura más cara para aquellos municipios que no tenían implantada la recogida selectiva. Así, a principios de 2017 eran 28 los municipios que quedaban sin contenedores amarillo y azul pero en mayo ya se había reducido la cifra a 10. Estos están adheridos ya al convenio Junta-Ecoembes pero aún no cuentan con los contenedores. Varios de esos pueblos han tenido por tanto que pagar más por no reciclar. Según las últimas tarifas de tratamiento de residuos domésticos, aquellos municipios que no tienen implantada la recogida selectiva deben abonar 14,10 euros (sin IVA) por habitante al año frente a los 11,68 euros en los que sí proporcionan este servicio a sus ciudadanos.

Con los recursos ya disponibles o casi, lo único que falta ahora es que los vecinos hagan uso de sus nuevos contenedores y de forma adecuada. Porque los extremeños están, a día de hoy, entre los españoles que menos reciclan: 9 kilos al año cuando se recomiendan 16 kilos.

En Extremadura existen siete ecoparques o plantas de tratamiento en las que entran al año unas 450.000 toneladas. Así lo señaló el director de Gespesa, José María Carrasco, recientemente en un encuentro donde aseguró que la región ingresaría 13 millones de euros más al año si el proceso de reciclaje se hiciera correctamente, sobre todo en los hogares. La recogida de los residuos es «un elemento clave en el desarrollo de la economía circular», recuerdan desde la Junta.