+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Educación estudia reducir en una hora la jornada lectiva en junio y septiembre para el próximo curso

Sería una forma de hacer frente al calor reinante estos días en las aulas

 

En los pasillos: En el Pedro Vilallonga de San Vicente de Alcántara. - EL PERIÓDICO

12.30 horas: IES de Madroñera. - EL PERIÓDICO

«Debido a las altas temperaturas que estamos teniendo, además de ventilar las estancias y ocupar las de las plantas más bajas, este recreo, de forma voluntaria, nos hemos remojado con la manguera, y hasta el día de las vacaciones lo seguiremos haciendo. Igualmente se les ofrecerá un flash de hielo cada día. Por favor, que todos los niños traigan botella de agua así como ropa y calzado que se pueda mojar si les apetece». Es el mensaje que han recibido padres y madres del colegio Miralvalle de Plasencia. En el IES Cerro Pedro Gomez de Madroñera los profesores han comprobado con un termómetro que la temperatura en los pasillos (acristalados) es ya de 37 grados a las 12.30 horas. Son solo dos ejemplos de cómo la alerta naranja por calor en Extremadura (que se extenderá al fin de semana) está afectando a los centros educativos.

Después de varios días de polémica, la Consejería de Educación ha decidido finalmente que para este curso ya no hay tiempo para tomar medidas (las vacaciones llegan en menos de una semana, el miércoles 21), de manera que como ya había manifestado, solo permite que los directores de centro sean quienes asuman la responsabilidad de decidir de qué manera organizan las clases para que sus alumnos pasen el menor calor posible, pero siempre dentro del horario lectivo, que no se pueden saltar.

SIN AIRE ACONDICIONADO / Para el curso que viene, concretamente para los meses de septiembre y junio, se estudia la posibilidad de que si hay alerta por altas temperaturas, las clases terminen una hora antes para evitar los momentos más críticos. Se descarta por completo la posibilidad de que colegios e institutos tengan aire acondicionado «por el coste que supone, porque la factura de la luz la tendrían que asumir los ayuntamientos y porque no hay ninguna comunidad autónoma que lo tenga».

Así lo explicó ayer el secretario general de Educación de la Junta de Extremadura, Rafael Rodríguez de la Cruz, quien volvió a insistir: «No se podría garantizar la conciliación familiar ni los servicios complementarios de comedor y transporte escolar, por lo que ante la imposibilidad de tomar una decisión única, deben ser los directores de los centros quienes organicen los espacios y los tiempos». Reiteró igualmente que, en el caso de los alumnos de Infantil, «siempre de acuerdo con las familias, se puede plantear que salgan antes».

MÁS MEDIDAS / Otra de las soluciones que plantea Educación para el futuro es que «los nuevos centros o los que llevan obras de envergadura estén construidos teniendo en cuenta la ubicación menos calurosa de la propia parcela».

La decisión final de la Junta ha provocado la reacción de sindicatos como CSI-F, que argumentan: «Es chocante que en comunidades situadas más al norte de España, como La Rioja, Madrid, Navarra, Cantabria o Asturias tengan contemplada la reducción de jornada para situaciones de emergencia como la que estamos viviendo actualmente en Extremadura por culpa del calor».

CUMPLIR LA LEY / Para PIDE la reducción de una hora es insufiente y considera que deben ser dos, por lo que plantea que se modifique ya el calendario escolar para que se puede adaptar de cara al año académico 2017/2018. Asimismo, subrayan que se está incumpliendo la normativa laboral vigente: «El Real Decreto 486/1997 establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud que tienen que cumplir los centros de trabajo».

Desde CCOO exigen que «se acondicionen los centros educativos para que los alumnos y profesores afronten el calor en buenas condiciones». Entre las posibilidades, «eliminar actividades físicas en las horas de más calor, puesto que no tendrían sentido».

Por su parte, UGT se ha mostrado partidaria de reducir la jornada escolar cuando se registran altas temperaturas, pues se trata de una cuestión «de humanidad por los alumnos y los profesionales».

   
1 Comentario
01

Por DE EXTREMADURA 11:15 - 16.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Todo lo que sea beneficio para los alumnos lo veo bien,lo que no esta tambien es que los niños estén con festejos en los patios escolares a la 7 de la tarde con 38º a la sombra. Contradiciones para estudiar si, para el juego