+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SERÁ A PARTIR DEL PRÓXIMO CURSO EN LOS MESES DE SEPTIEMBRE Y JUNIO

Educación solo permitirá rebajar la jornada lectiva si hay alerta por calor

Rechaza la propuesta de los sindicatos y Freapa defiende que sea puntual

 

Guadalupe Moral
15/07/2017

Los alumnos extremeños podrán salir antes de clase a partir del próximo curso si hay alerta por altas temperaturas en los meses de septiembre y junio. La propuesta que el pasado miércoles ya avanzó este diario, se abordó ayer en la Mesa Sectorial de Educación y la próxima semana pasará por la Comisión Permanente del Consejo Escolar. Esta nueva medida, que se debe introducir en el próximo calendario escolar, ya publicado en el DOE, se podría poner en práctica a partir del 13 de septiembre, cuando arranca el nuevo curso.

Los sindicatos consideran que la consejería se queda corta y permitiera reducir la jornada escolar en septiembre y junio de forma generaliza y sin esperar que haya avisos por calor. Defienden que en Extremadura es habitual en esos meses superar los 30 grados y la normade seguridad y salud señala que no se deben superar los 27 grados.

Sin embargo, la consejería no cederá. El secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz, explicó ayer que los padres no entenderían una reducción de la jornada sin saber que hará mucho calor y además dijo que no se puede generalizar una medida porque «no hace la misma temperatura en Hervás que en Monesterio». No obstante, si accedió a modificar su propuesta en un punto, el que permitirá al consejo escolar de cada centro autorizar la reducción de la jornada lectiva antes de que se produzca la alerta por calor, es decir, que podrán decidir con antelación si están dispuestos a reducir las clases cuando se activen los avisos por altas temperaturas.

El sindicato PIDE insiste a la Administración que modifique su propuesta y reduzca de forma generaliza las clases en junio y septiembre sin que haya alertas por calor y recuerda que se si se superan los 27 grados se incumple el decreto de seguridad y salud y puede enfrentarse a denuncias. CSIF reclama que también se planteen reducciones de la jornada en el caso. Desde la FREAPA consideran adecuadO que se permite la reducción de jornada solo de forma puntual y ante una alerta por calor.