+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA MODIFICACIÓN SE ANALIZARÁ EN LA SESIÓN DE DICIEMBRE DEL OBSERVATORIO REGIONAL

Educación urge cambiar la norma de convivencia por las últimas agresiones en Extremadura

Cree necesario actualizar el decreto, de 2007, en el que no se especifica cómo actuar con los menores. Tres profesores extremeños han sufrido violencia física por parte de alumnos en apenas 15 días

 

El secretario general de Educación, Rafael Rodríguez de la Cruz, durante la rueda de prensa de ayer. -

REDACCIÓN
11/11/2017

Dos alumnos agredieron a un profesor del Ciudad Jardín de Badajoz y otros dos subieron el video al canal Youtube. Los cuatro son menores de entre 12 y 14 años, cursan 1º de ESO y han sido expulsados el máximo tiempo permitido, 29 días. Ocurrió el pasado 27 de octubre.

A la siguiente semana fue una docente del instituto de Zalamea de la Serena quien sufrió la violencia física por parte de otro alumno de 1º de ESO.

Y hace dos días la historia se repitió en Miajadas, esta vez, con un estudiante de 1º de Bachillerato. «El profesor está en situación de baja laboral por un esguince cervical. El alumno ha sido sancionado cautelarmente con una expulsión de cinco días pero al mismo tiempo se ha incoado el expediente disciplinario para que sea el máximo, los 29 días», confirmó ayer Rafael Rodríguez de la Cruz, secretario general de Educación de la Junta de Extremadura.

Tres profesores extremeños de distintos municipios que sufren agresiones en apenas 15 días. Y el curso, prácticamente, acaba de empezar. Por eso desde Educación quisieron lanzar un mensaje claro de condena y apoyo. «La consejería está ofreciendo a los afectados asistencia jurídica por si quieren ir por la vía penal y a la vez asistencia psicológica desde el Servicio de Riesgos Laborales por si fuera necesario», subrayó De la Cruz.

ACTUACIÓN PSICOLÓGICA / También hicieron un llamamiento a la calma asegurando que se trata de hechos aislados. Aunque al mismo tiempo dejaron claro que, después de los tres sucesos, han considerado urgente actualizar el decreto de convivencia pacífica que esté en vigor actualmente, puesto que data de 2007, hace una década. «Habría que darle una vuelta o dos», afirmó De la Cruz. En el mismo, por ejemplo, no se especifica cómo actuar con los menores, desde el punto de vista psicológico, cuando comenten la agresión. No está recogido de qué manera se le puede prestar asistencia a esos alumnos para que la convivencia en el centro sea positiva. «La idea es que se aproveche la situación negativa para trabajar con los alumnos, para que no vuelvan a agredir».

Por ello, en la próxima sesión del Observatorio Regional de la Convivencia Escolar de Extremadura, que tendrá lugar a lo largo del mes de diciembre, se analizará la situación actual. Este órgano está formado por toda la comunidad educativa, esto es, padres, profesores, la Administración y la Fiscalía de Menores. «En la próxima convocatoria se va a incluir en el orden del día un punto para que el propio observatorio proponga las medidas pertinentes para mejorar la convivencia y cambiar el decreto actual».

CAMBIO DE CENTRO / Una de las cuestiones que se plantean es la posibilidad de cambio de instituto del alumno agresor. «Ya está recogido en la normativa para casos muy graves, pero es efectivo cuando dentro de la ciudad tenemos otros centros del mismo nivel, pero si en la localidad solo hay un instituto, no es posible. Se valora esa circunstancia cuando tengamos alternativa dentro del mismo municipio. No lo podemos mandar a otro instituto a 20, 30 o 40 kilómetros. Podría negarse y si lo recurriera por la vía judicial, lo ganaría», explicó De la Cruz.

Y añadió: «Desde los seis hasta los 16 años la enseñanza es obligatoria, el menor debe ser atendido. Se le sanciona, pero no es abandonado. Y desde el propio equipo docente se le ayuda a que pueda seguir estudiando y presentándose a los exámenes el tiempo que dure la sanción», explica el secretario general de Educación.

   
2 Comentarios
02

Por nieves delgado 11:54 - 11.11.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Hay algunos alumnos que no pueden estar en las aulas. Son delincuentes y muy violentos y que un docente tenga que lidiar con esto es el colmo. Y después de 29 días de expulsión, volver a tener que aguantar al agresor. Donde se ha visto esto? En que profesión te obligan a convivir con tu agresor? Expulsión del centro para siempre.Y expediente disciplinario. Que sean sus padres y sus psicólogos los que convivan con él. Es el colmo lo que habéis consentido desde el Ministerio de Educación. Donde están los sindicatos? Que hablen y cuenten en voz alta con lo que lidian los profesores día tras día. En silencio no se solucionan las cosas.

01

Por animaja 8:48 - 11.11.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

quien siembra vientos recoge tempestades. La función de la educación era, además de aportar conocimientos y cultura, enderezar esa forma fascista de ver la vida de los menores. El colegeo y la otorgación de unos inexistentes derechos del alumno ha permitido que superen los 10 años sin haber corregido esos comportamientos infantile,s ya algo peligrosos en chicos con fuerza física y poco sentido común. Y la situación es aún mucho peor, porque se juntan padres e hijos educados de la misma forma.