+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Ejército en Extremadura, una ‘empresa’ que da trabajo a más de 3.800 personas

Badajoz ha tenido por su posición estratégica gran tradición militar, siendo la ciudad española con mayor dotación. ¿Nos hemos parado a pensar qué significa la presencia militar para la economía de la ciudad y alrededores?

 

Actos en la Base General Menacho en la Inmaculada. -

El Rey Felipe VI durante una de sus visitas a la base aérea. -

REDACCIÓN // BADAJOZ
07/01/2017

Los resultados son sorprendentes al aplicar la óptica empresarial a la institución militar. La principal conclusión que se extrae es que probablemente el Ejército sea el principal creador de empleo de la ciudad y poblaciones limítrofes, con casi 4.000 puestos de trabajo directos en este momento.

El primer dato que llama la atención es el número de personas que viven directamente del Ejército en Badajoz. Según datos aportados por la Delegación de Defensa en Extremadura, el total de personal que presta servicio, tanto en la Base General Menacho, la Base Aérea y otros centros de la ciudad de Badajoz, asciende a 3.707 militares y 132 civiles, funcionarios y personal laboral, adscritos al Ministerio de Defensa. No hay empresa en Badajoz de la que dependan directamente 3.838 personas. Aunque en el sector público, el SES y la Universidad tienen muchos empleados, y, en el sector privado, los grandes almacenes y grandes superficies comerciales destacan por su número de trabajadores, es probable que no lleguen a los datos aportados de empleados del Ministerio de Defensa y Fuerzas Armadas en la ciudad.

¿Cuántas familias civiles viven de dar servicio al Ejército en Badajoz? Desde la Delegación de Defensa en Extremadura nos desglosan así las actividades de las 132 personas que realizan su actividad habitual en las instalaciones militares de la ciudad de Badajoz: 58 (Hostelería), 10 (Mantenimiento de Instalaciones), 17 Mantenimiento de material militar, 27 (Limpieza), y 20 (Otros servicios).

A ello habría que sumar el personal que, de forma puntual, realiza actividades de mantenimiento en instalaciones con ocasión de inspecciones periódicas, revisiones y reparaciones, a demanda de los responsables de las instalaciones.

Además, tampoco está cuantificado el impacto económico de las casi 4.000 personas citadas que están en nómina del Ministerio de Defensa en el desarrollo de su actividad privada y familiar (alimentación, ocio, vivienda, transporte, etcétera…).

Lo que es cierto es que la economía de la ciudad siempre ha estado condicionada a lo largo de su historia por su carácter defensivo, fronterizo y por la presencia militar. En un informe Lica del Observatorio del Cambio en Badajoz (2004) se destaca que Badajoz es una de las plazas con mayor presencia militar de España, puesto que en ella coinciden una Brigada de Infantería Mecanizada y una Base Aérea Militar. Como hemos visto, ambas bases suman cerca de 4.000 puestos de trabajo actualmente.

No añadimos en el cómputo al personal que depende del ejército se añaden a los Cuerpos de ASeguridad del Estado, como Guardia Civil y Policía, o los militares en la reserva o retirados.

Deglosemos las unidades que el Ejército tiene en Badajoz. La primera de ellas es la Brigada de Infantería Mecanizada (Brimz) Extremadura XI, que forma parte de la División Acorazada Brunete número 1. Su sede la tiene en la Base Militar General Menacho de Botoa (Badajoz). Está compuesta por un cuartel general, los regimientos de infantería mecanizada Saboya número 6 y Castilla 16, así como un número de unidades de apoyo al combate.

Fue la última de las tres brigadas que componen la División en incorporarse al Cuerpo de Ejército Europeo. La integración en la unidad multinacional (en diciembre del 1998) está respaldada por su presencia en misiones internacionales como en Bosnia-Herzegovina e Irak, y más recientemente en Mali. La brigada de Infantería Mecanizada (Brimz) Extremadura XI fue Premio Especial de La Crónica de Badajoz en el año 2015.

La Base Aérea de Talavera la Real se encuentra a unos 13 kilómetros de la ciudad de Badajoz. En ella se sitúa la Escuela de Reactores del Ejército del Aire Español o ‘ALA 23 de Instrucción de Caza y Ataque’. Galardonada con la Medalla de Extremadura, actualmente realiza tanto funciones docentes como operativas. La primera de ellas es la enseñanza normalizada de caza y ataque en sus aspectos de combate aire-aire y aire-suelo. En ella la mitad de las horas de vuelo se dedican a formación. El resto se refriere al carácter operativo que tiene este Ala de Combate por su participación en ejercicios y apoyo en la instrucción de otras unidades. Es la única base del Ejército del Aire que cuenta con un Escalón Avanzado de Motores, desde 1961. Eso permite el mantenimiento de los motores de los F-5. Anualmente una veintena de alféreces de quinto curso de la Academia General del Aire se forman para sus destinos en los escuadrones de caza del Ejército del Aire, a los mandos de aviones F-18, Mirage F-1 o ft4 Phantom.

Además de la Base General Menacho de Bótoa y de la Base Aérea de Talavera, el Ministerio de Defensa posee en la ciudad las siguientes instalaciones: En la Avenida Fernando Calzadilla un conjunto de instalaciones ocupadas por la Residencia Logística Militar ‘Gravelinas’; la Delegación de Defensa en Extremadura y varias viviendas oficiales de otro tipo; en la Plaza Lopez de Ayala, el antiguo Palacio de la Capitanía General de Extremadura; en la carretera de Valverde de Leganés, las instalaciones del antiguo Cuartel de Sancha Brava; parte de ellas en uso, como el Club Deportivo Militar y el resto desafectadas para la Defensa. Tiene 10 locales comerciales enajenables. Y posee 30 viviendas en Badajoz y 57 frente a la Base Aérea, todas ellas enajenables.

En el informe del Proyecto Lica del Observatorio del Cambio, se hace un especial hincapié en la gran influencia social que ha tenido –y tiene–el Ejército en la ciudad. De hecho, los altos mandos históricamente han formado parte de las estructuras de poder, integrándose en las instituciones locales, asociaciones culturales, religiosas o sociales. Siempre son acogidos e invitados a los actos institucionales, como por ejemplo en las inauguraciones de las ferias que se desarrollan en Ifeba. Muchos militares se casaron en la ciudad del Guadiana y fijaron Badajoz como su residencia definitiva.

El Ejército Español ha sufrido en la última década importantes cambios, principalmente motivados por la profesionalización. La eliminación de la tropa de reemplazo supone para la ciudad un motor económico. El salario mensual bruto de los soldados recién destinados a Unidades de Badajoz procedentes del proceso de ingreso en las Fuerzas Armadas es de 1.110, 93 €. Esta cantidad no es fija y tiene sus complementos según misiones. Los soldados reciben una formación muy útil después si quieren volver a la vida civil. La institución militar se conforma así como cualificadora y aportadora de valores. El 70% de la tropa profesional de la Base de Bótoa es de la zona de Badajoz. En el informe del Observatorio del Cambio de Badajoz se subraya especialmente el papel del ejército como fuente de conocimientos que posteriormente pasan a la sociedad. Un ejemplo es la empresa Indra, que tiene sede en Badajoz, y entre sus especialidades está su especialización en software en el ámbito militar.

PROFESIONALIZACIÓN / El proceso de profesionalización que se produjo tras la suspensión del Servicio Militar Obligatorio en 2001 trajo consigo una reducción de efectivos en las Fuerzas Armadas y el empleo prioritario de los soldados profesionales en cometidos operativos.

Por ello, se asumió la realización de servicios y actividades comunes, no relacionadas con la preparación operativa de la Unidades militares, con personal civil laboral propio de la Administración y con la externalización de servicios a empresas privadas.

Otro aspecto que prestigia a las unidades del Ejército pacenses es su participación en misiones Internacionales de las Fuerzas Armadas, además de difundir el nombre de Badajoz y de Extremadura por el mundo. También tiene su peso económico el Ejército dentro de otro de los ámbitos clásicos de la economía de la ciudad: el sanitario. De hecho el 30% de la Asistencia Colectiva Sanitaria de la ciudad son a miembros del ejército. El proceso de profesionalización que se produjo tras la suspensión del Servicio Militar Obligatorio en 2001 trajo consigo una reducción de efectivos en las Fuerzas Armadas y el empleo prioritario de los soldados profesionales en cometidos operativos. Por ello, se asumió la realización de servicios y actividades comunes, no relacionadas con la preparación operativa de la Unidades militares, con personal civil laboral propio de la Administración y con la ‘outsourcing’ de servicios a empresas privadas. Gran parte de las compras y suministros de los cuarteles de la ciudad se realizan a empresas de Badajoz. El propio turismo de la ciudad está afectado, pues las estimaciones son que el 10% de la ocupación hotelera de Badajoz está relacionada con el ejército. Junto a la Residencia Militar, el resto de alojamientos reciben a militares de paso y familiares que deben dormir en Badajoz por diversas circunstancias.

Según fuentes del la Delegación de Defensa en Extremadura, el Ejército de Tierra se encuentra en proceso de reorganización para disponer de una estructura que proporcione el mayor número de capacidades en las unidades tipo Brigada, de tal forma que estén en disposición de ser empleadas por la estructura operativa, a la orden del JEMAD (Jefe del Estado mayor de la Defensa), en las mejores condiciones posibles.

El nuevo concepto de Brigada Operativa Polivalente (BOP) implica un incremento en las capacidades de combate, de apoyos de combate y de apoyo logístico al combate.

La reorganización de la Brigada Extremadura XI supone el incremento de dos unidades de maniobra. Una de ellas es el Regimiento Tercio Viejo de Sicilia nº 67, localizado en San Sebastián, que se integra en la Brigada XI proveniente de la desaparecida Brigada San Marcial V, que permanece en aquella ciudad. La otra unidad, de nueva creación, es el Grupo de Caballería Calatrava, que se integra en el Regimiento Acorazado Castilla nº 16, en la Base de Bótoa (Badajoz).

Otras unidades de la Brigada también modifican su organización para adaptarse a las nuevas necesidades de apoyos. Este es el caso del Grupo de Artillería, que transforma una de sus baterías autopropulsadas en batería ligera remolcada (con obuses Light Gun de 105/37), y el Batallón de Zapadores, que transforma una de sus compañías de zapadores mecanizada en compañía de zapadores ligero-protegida.

El impacto en personal de estas nuevas capacidades supone en Badajoz un incremento de unos 300 nuevos militares, todos pertenecientes al Grupo de Caballería.

UN PROYECTO EN EL AIRE / La Escuela Europea de Pilotos de Caza se anunció hace años como un interesante proyecto de futuro que aprovecharía la experiencia de más de 60 años de la Base Aérea de Talavera. Desgraciadamente no parece que cuajara.

La Escuela Europea de pilotos de combate (en inglés se llamó TEFS- Talavera European Fighter School), surgió a iniciativa de la multinacional EADS (hoy Airbus Defence and Space) que, contando con el Ejército del Aire español, mantuvo contactos con otras empresas europeas para poner en marcha el proyecto. Se necesitaba una inversión inicial para aumentar la flota de F-5, comprando aviones F-5 a otros países. Las empresas europeas se encargarían de modernizarlos y dejarlos todos en el mismo estandard para la Escuela, y así disponer de capacidad de formar a un número suficiente de alumnos y satisfacer las necesidades de varias fuerzas aéreas europeas (Alemania, Francia, algunos países nórdicos,..).

El problema –según Delegación de Defensa-- fue que ningún país se comprometió a invertir dinero en algo que de hecho ‘no existía’, por lo que, a pesar de que había muchos clientes potenciales, ninguno se convirtió en real. Ante la falta de inversión, este proyecto se fue diluyendo con el paso del tiempo y actualmente se puede decir que está inactivo.

Finalmente, otras de las principales aportaciones del Ejército a la ciudad ha sido su intervención en situaciones catastróficas para la población. Antes de la riada del 97, las Unidades militares de Badajoz colaboraron repetidas veces en la evacuación de los vecinos del Barrio de las Moreras con ocasión de los desbordamientos del Guadiana.

Y durante los trágicos sucesos del 97, la guarnición militar se volcó con la ciudad aportando cuantiosos medios humanos y materiales para ayudar a paliar las consecuencias de la riada.

Afortunadamente, desde entonces no ha habido calamidades que precisaran la intervención del ejército, limitándose su actuación a apoyos puntuales de material al Ayuntamiento de Badajoz y otras instituciones.

Es difícil concretar la percepción de la ciudadanía sobre el Ejército con una cifra, pero lo cierto es que la participación de éste en misiones internacional le han dado un gran prestigio y reconocimiento y significan un gran acicate para la incorporación a la tropa profesional, que se conforma como una importante salida profesional para muchos jóvenes.

   
1 Comentario
01

Por PLATANO CANARIO 10:34 - 07.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

nada, nada....para empresa, empresa: la junta. Ya quisiera la renault, la peugeot, la sony, la ford, o toshiba, ser una empresa como esa en la que no hay objetivos, no hay eres, no hay expedientes disciplinarios, todo es alegría y jolgorio,....los sueldos de los niveles más bajos algo justitos pero los demás unos sueldos estupendos con los que no te falta de nada en una región con la vivienda más barata de España, la alimentación más barata de España, los servicios más baratos de España. ¡¡¡que gran empresa¡¡¡