Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

UNA VENTANA A EUROPA

«Europa nos ha traído la paz»

Marcos Rodríguez, profesor de portugués

REDACCIÓN
18/06/2017

 

Natural de la localidad rayana de La Codosera, Marcos Rodríguez Pires estudió Filología Portuguesa en la Universidad de Extremadura. Fue estudiante de Erasmus en Convilhã (Portugal) donde conoció a su pareja (una estudiante Erasmus rumana) y tienen dos hijos que van compartiendo la cultura española, portuguesa y rumana. Desde 2008 es profesor de portugués en la Escuela Oficial de Idiomas de Villanueva de la Serena, de la que en la actualidad es Secretario de la misma.

Para el profesor Marcos Europa significa paz. «Sí paz. Esto es lo primero que deberían enseñarnos en las escuelas cuando nos hablan de Europa. Europa nos ha traído la paz. El origen de la Unión Europea se asienta, precisamente, en el deseo de pacificar el territorio aunque fuera a través de la cooperación económica», explica.

Añade que para la gente de su generación, nacida en los ochenta, la paz es un derecho asumido, Pero recuerda que, a mediados de los noventa, eslovenos, croatas, bosnios y serbios se enzarzaron en una refriega fratricida, Veinticinco años después, Eslovenia y Croacia son estados miembros y Serbia está negociando su acceso a la UE.

«De Europa me gusta la idea. La idea de Europa. Esa idea basada en la suma con afán de integración, de mejora y progreso en común. El e pluribus unum al que aludió Virgilio en su Moretum», indica el profesor.

Estabilidad internacional

Marcos Rodriguez añade que la creación de la Unión Europea ha propiciado, primeramente, estabilidad internacional. «Europa ha pasado de ser un constante campo de batalla a disfrutar de las bondades que sólo el equilibrio de fuerzas entre sus estados miembros puede facultar».

A esto hay que añadir - a su entender- la libertad política, el desarrollo económico y, por supuesto, el bienestar social. «En efecto, en sus cincuenta años de existencia este entramado ha posibilitado un clima de firmeza y prosperidad, contribuyendo a la consolidación, incluso, de una moneda única. Además, gracias a la supresión de los controles fronterizos entre los países integrantes, cualquiera de nosotros puede transitar a sus anchas por motivos de trabajo o de placer».

Marcos evoca el tiempo en que pasar la frontera constituía un acto de atrevimiento y valentía pues, a pesar de que la Raya fue siempre permeable, nadie estaba a salvo del despojo fiscalizador de los guardiñas. Luego Maastricht y Schengen abolieron las aduanas y ya podíamos ir tranquilos a completar el ajuar con toallas de Elvas o a comer un pollo asado a la Esperança. «Años más tarde, tuve la oportunidad de atravesar Europa, conduciendo desde Lisboa hasta la ribera del Prut, sin más contratiempo que las retenciones en Fréjus y los sablazos de los peajes», añade.

El profesor Marcos Rodríguez durante su etapa universitaria participó del programa de movilidad estudiantil Erasmus, en el que España jugó un papel decisivo para su implementación a través del entonces Comisario europeo de Educación, Manuel Marín.

Fueron dos años en la Universidad de Beira Interior, Portugal, donde convivió con estudiantes venidos de toda la UE y conoció asu mujer con la que en actualidad, junto a sus dos hijos, «formamos, como escribió alguien hace unos días, una familia extremeña a lomos de Europa», concluye.