+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AFECTA A 1.200 HA

En exposición el proyecto de regadíos en Monterrubio

 

REDACCIÓN CÁCERES
14/07/2017

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer la resolución por la que se somete a trámite de audiencia e información pública el proyecto de decreto que declara la transformación en regadío de 1.200 hectáreas mediante el empleo de recursos locales en Monterrubio de la Serena (Badajoz), como Zona Regable Singular de Extremadura.

Con la finalidad de que cualquier persona interesada pueda examinar el texto del proyecto y formular las alegaciones o sugerencias que estime oportunas, éste permanecerá expuesto en la Dirección General de Desarrollo Rural, Servicio de Regadíos de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, sita en la avenida. Luis Ramallo, s/n, de Mérida. También se puede consultar el documento a través de la página web de la Junta de Extremadura. El plazo para formular alegaciones y sugerencias será de quince días contados a partir de este viernes, día 14 de julio, según informa en nota de prensa la Junta de Extremadura.

El proyecto de decreto expone que el estudio realizado por la consejería, que concluyó el pasado mayo, acredita la viabilidad de los cultivos leñosos que se pretenden regar así como la potencialidad agronómica, económica, social y ambiental de las tierras para su transformarción de secano a regadío, «puestos que hay un gran aumento del rendimiento productivo por hectárea atenuando la vecería de dichos cultivos leñosos y, por otra parte, la mano de obra que se requiere en el mantenimiento de los nuevos cultivos es mayor que la que precisa el aprovechamiento de secano sin instalaciones de riego». Por lo tanto, prosigue, se considera un eficaz instrumento para la creación y sostenimiento del empleo agrario, la fijación de población y la reducción de diferencias de renta y nivel de vida con respecto a aquellas áreas menos frágiles.

El documento precisa que las actuaciones que hayan de desarrollarse en la zona regable singular contarán «con el apoyo técnico, financiero y jurídico de la comunidad».