+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Investigan si el 'loco del chándal' tiene algo que ver con la desaparición de Manuela Chavero

Manuel González se encontraba a 39 kilómetros de Monesterio el día que se perdió el rastro de la extremeña

 

Manuel González, el 'loco del chándal'. Manuela Chavero, en la esquina superior derecha. -

Investigan si el 'loco del chándal' tiene algo que ver con la desaparición de Manuela Chavero -

REDACCIÓN // CÁCERES
13/07/2017

La Guardia Civil ha abierto una nueva línea de investigación sobre la desaparición de la vecina de Monesterio, Manuela Chavero, y cuyo protagonista es Manuel González, un carnicero de 52 años conocido con el mote del loco del chándal, condenado a 169 años de prisión por agredir sexualmente a 16 mujeres y asesinar a una de ellas en Cataluña en los años noventa, y que se encontraba a 39 kilómetros de la localidad pacense, en la población sevillana de Almadén de la Plata, cuando desapareció la extremeña hace un año. De hecho, según informa la revista Interviú, los agentes de la Benemérita se centran en determinar si viajó a Monesterio el 5 de julio de 2016, ya que, según los vecinos solía moverse con su coche por los pueblos cercanos.

El loco del chándal cumplió 20 años de prisión y regresó a su localidad natal. "Desde que quedó en libertad, en 2013, y se vino al pueblo, no ha trabajado en nada, a pesar de que ha tenido oportunidades. Ocupaba todo su tiempo en ir de bares y en hacer rutas con su hermano por los pueblos de al lado en su coche, un Peugeot 205 de color blanco. Sabemos que fueron de bares alguna vez a Santa Olalla y a Castilblanco de los Arroyos porque siempre iban  dando problemas", afirma a la revista de Grupo Zeta José Luis Vidal, exalcalde de Almadén de la Plata. 

Al exregidor no le consta que González viajara a Monesterio, apenas a media hora en coche, aunque resalta que Manuela tiene familia en la localidad donde ha vivido el agresor. "Varios primos de Manuela Chavero viven en Almadén, aunque a ella no la hemos visto nunca por aquí, no sé si alguien del pueblo la conocía. Pero todos hemos estado muy pendientes del caso desde el principio, por su familia y porque vivía muy cerca".

Es precisamente esta proximidad entre ambas poblaciones, los antecedentes y la reincidencia del agresor (vuelve a estar en prisión por intentar matar a dos mujeres en su pueblo) los motivos que han llevado a la Guardia Civil a indagar sobre los pasos del loco del chándal aquel 5 de julio y determinar si existe alguna conexión. Aunque hasta el momento no han encontrado ninguna.

Fuentes de la investigación han confirmado a la revista que "en principio, no consta ningún dato que vincule a Manuel González con la desaparición de Manuela Chavero".