+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La Junta eleva a 5 el número de pacientes contagiados por hepatitis C en Cáceres

En noviembre, cuando se conoció el brote, se detectaron tres casos

 

El consejero de Sanidad José María Vergeles durante su intervención en el pleno de la Asamblea de hoy. - ASAMBLEA DE EXTREMADURA

EFE // EUROPA PRESS
12/01/2017

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales de Extremadura, José María Vergeles, ha elevado a cinco el número de pacientes infectados por el brote de hepatitis C que se detectó a principios de noviembre en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

Vergeles ha comparecido ante el pleno de la Asamblea de Extremadura, a petición del PP, para informar de este brote, en un debate en el que el grupo Podemos ha eludido intervenir, una actitud que ha sido agradecida por el consejero.

De hecho el titular de Sanidad de la Junta de Extremadura ha dedicado gran parte de su comparecencia a criticar que el PP utilice políticamente y de "forma partidaria" un problema de salud pública como éste, sin importarle generar "alarmismo" y "ansiedad" en los ciudadanos.

Es más, José María Vergeles ha llegado a afirmar que a los populares "ya es la única forma que les queda de privatizar la sanidad desde la oposición", la de generar "alarma y desconfianza" en el sistema público.

El consejero ha destacado la transparencia, la responsabilidad y la prontitud con la que su departamento ha actuado en este asunto y ha indicado que el gerente del SES llamó a los portavoces sanitarios de los distintos grupos parlamentarios para informarles de este brote de hepatitis C, que se circunscribe a la sala de agudos y crónicos de la Unidad de Hemodiálisis del San Pedro de Alcántara, antes de que se conociera por la prensa.

Ha insistido, en que una vez detectado el brote por los análisis rutinarios que se llevan a cabo en la unidad, a partir del pasado 11 de noviembre se establecieron todos los protocolos de seguridad y los estudios necesarios para detectar el motivo del brote de esta enfermedad, que es de declaración obligatoria, según ha recordado.

Vergeles ha indicado que los estudios realizados no evidencian ninguna causa del brote y ha advertido de que aunque siguen investigando y continuarán haciéndolo "hasta la saciedad", puede que no se llegue nunca a conocer el origen del contagio.

En ese sentido, ha recordado que la propia Sociedad Española de Nefrología reconoce que de un 30 por ciento de los contagios de hepatitis es imposible conocer las causas.

Tras precisar que los cinco pacientes infectados están siendo tratados desde el primer momento para que no desarrollen la enfermedad, ha explicado que, tal y como establecen los protocolos sanitarios, los 62 pacientes y 45 profesionales de la Unidad de Hemodiálisis del hospital cacereño son sometidos a los controles serológicos preceptivos para detectar posibles nuevos casos.

Estos controles se repetirán a los tres meses y a los seis, si fuera necesario y se extienden también a los estudiantes de Enfermería que han pasado por la unidad.

El consejero ha destacado, además, que la información es continua con todos los afectados y también con la Asociación de Lucha contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) de Cáceres, a quienes ha agradecido su comportamiento.

PP

A su vez, el diputado del PP José María Saponi ha lamentado el "ocultismo" de la Junta ante el brote de hepatitis C en Cáceres que, según ha dicho, "se ha ocultado durante un mes y medio", y ha recordado que esa enfermedad es "de declaración obligatoria".

"Es algo obvio que algún fallo ha tenido que haber", ha espetado; al tiempo que ha reclamado a la Junta un plan integral de erradicación de la hepatitis C en la comunidad, y que ha criticado también el "descontrol absoluto" de la Administración regional a la hora de "gestionar esta crisis (del brote de hepatitis C en Cáceres)".

Asimismo, ha criticado que la Junta "no tiene datos concluyentes" sobre las "causas" del brote; y ha incidido en que su grupo "no" pretende hacer "política" utilizando un tema sanitario público, sino alertar sobre una problemática, ha dicho, ocurrida y tratar de evitar que "acontecimientos como éstos vuelvan a producirse".

De igual modo, ha indicado que la llamada del SES a los grupos parlamentarios sobre esta cuestión se produjo "horas antes" de que los medios de comunicación publicasen la información del brote; y ha considerado que Vergeles es el consejero de Sanidad "menos transparente" de todos con los que ha contado Extremadura.

"Lo que lleva a la alarma es la falta de información o la falta de transparencia", ha advertido Saponi, quien ha añadido que en este asunto se ha producido un "control público que no se ha establecido, no se ha llevado a cabo".

"O bien están fallando sus indicaciones o sus gestores porque están llevando al caos a la sanidad en Extremadura en este momento", ha afirmado el 'popular'.

PSOE

A su vez, la diputada del PSOE Estrella Gordillo ha defendido que la Junta "ha actuado en todo momento de forma responsable, transparente y diligente" en este caso del brote en Cáceres; al tiempo que ha subrayado que en este tema "se han extremado las precauciones en la Unidad de Hemodiálisis" en Cáceres.

En la misma línea, ha recordado que el caso se detectó en una investigación "rutinaria", así como que está haciendo un estudio para detectar la causa del contagio.

De igual modo, ha lamentado que se "utilice" la sanidad pública con fines políticos como, a su juicio, está haciendo ahora el PP con este tema; y ha añadido que cuando gobernaba el PP en la región éste pedía "sacar del debate público" los temas relacionados con la hepatitis C.

"No hay ningún tipo de oscurantismo", ha señalado Gordillo, quien ha dicho que "desde el primer momento se llamó a los portavoces" sanitarios de los grupos parlamentarios; al tiempo que ha dicho que "se han cumplido todos los protocolos".

Ha afirmado también que la Junta está "trabajando bien" en la lucha contra la Hepatitis; y ha incidido en que "se ha actuado en todo momento con responsabilidad" en el caso del brote en Cáceres.

Ciudadanos

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, ha indicado que tras la comparecencia de Vergeles "sigue quedando la duda" sobre las causas de lo ocurrido en un hospital público extremeño; al tiempo que ha señalado que "tiene que haber unas personas responsables", ya que es "evidente" que "ha habido falta de control" en este caso.

Ha señalado también que la Junta "no" dio "ninguna información" sobre el citado "contagio gravísimo", y ha lamentado que hasta el momento el SES "no" sepa "la causa" del brote en cuestión, en tanto que esto último "sí que puede crear alarma", ha dicho.

Domínguez ha indicado que "algo tiene que haber ocurrido" porque "la realidad" es que "ha ocurrido" una "infección" de una enfermedad "gravísima" por parte de "varios" pacientes.

De igual modo, ha indicado que a ella "no" le llamó "nadie" para comunicarle el brote de hepatitis C; y ha recordado que los políticos en la Asamblea "hacen política" como "mandato de los extremeños".

Cabe apuntar, por otra parte, que Podemos ha renunciado a sus turnos de intervención este jueves en el pleno de la Asamblea para tratar el asunto en cuestión.

Temas relacionados
 
   
2 Comentarios
02

Por cñcñ 17:22 - 12.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

fijate como sera la cosa esa de las dimisiones.... q ya se estan planteando q no se sepa ( POR IGNORANCIA QUIERO CREER ) la prodedencIA del virus, como para andar dimitiendo

01

Por corrupción en la administración 16:02 - 12.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No se puede normalizar una situación tan grave. Si acudes al hospital por la diálisis y sales con hepatitis es de cajón que alguien ha cometido un grave error y tiene que haber dimisiones o ceses porque los pacientes están en manos de personas negligentes.