+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Porque alteran el estado de ingresos y gastos

La Junta veta 17 de las 1.007 enmiendas a los presupuestos extremeños

 

Un momento del Consejo de Gobierno de la Junta celebrado esta mañana. - JUNTA DE EXTREMADURA

EFE
04/01/2018

El Consejo de Gobierno de la Junta ha aprobado el veto a 17 de las 1.007 enmiendas parciales presentadas por los grupos parlamentarios al proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Extremadura para 2018, por considerar que alteran sustancialmente el estado de ingresos y gastos de las cuentas.

Tras su paso hoy por el Consejo de Gobierno, la tramitación del presupuesto sigue su curso con el debate de las enmiendas parciales que se sustanciará los días 15 y 16 de enero en la Asamblea de Extremadura.

En este sentido, el Ejecutivo extremeño ha mostrado su total confianza en el proceso de negociación de las enmiendas parciales para sacar adelante el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2018.

Ha insistido en la necesidad de buscar acuerdos que permitan lograr el mayor consenso posible en dicho proyecto y ha subrayado que mantiene su voluntad negociadora con los grupos parlamentarios durante el trámite de debate de las enmiendas parciales al PGEx.

La Junta de Extremadura ha asegurado que "la reactivación del crecimiento económico y el fortalecimiento de la cohesión social" son los principales ejes sobre los que se vertebra el presupuesto para 2018, según informa en un comunicado de prensa.

El PGEx para este ejercicio alcanza los 5.433 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,1 % respecto al ejercicio de 2017, y del total, 3.537 millones se destinarán a políticas sociales.

Estas cuentas tienen como principal objetivo hacer realidad "la aspiración de los extremeños a una vida mejor en una sociedad más justa, consolidando sus servicios públicos y generando más riqueza".

Se pretende, además, consolidar y mejorar las políticas económicas de los últimos años, "aportando seguridad, dinamizando la inversión pública y cumpliendo con los objetivos de estabilidad presupuestaria".

Con este presupuesto, el Ejecutivo extremeño quiere mantener la tendencia experimentada en la actual legislatura con datos como los "casi 20.000 parados menos que cuando Guillermo Fernández Vara llegó a la Presidencia de la Junta, el importante crecimiento de sectores económicos como el turístico o el incremento de las exportaciones".

Temas relacionados