Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

.

El legado millonario de Manuel Beites

Los cerca de 800.000 euros que un empresario de Jaraíz, emigrante en Gandía, donó al morir a las personas desfavorecidas de su pueblo ya tienen destino Se financiará un centro para discapacitados cerebrales.

FAUSTINO MARTINFAUSTINO MARTIN
08/06/2007

 

Dice un refrán castellano que la oveja no es de donde nace, sino de donde pace . Sin embargo este dicho popular no se ha cumplido en la persona de Manuel Beites: un jaraiceño que pasó casi toda su vida en la localidad valenciana de Gandía, dejando sus bienes, al morir, a una fundación benéfica que creó al final de sus días en la localidad que le vió nacer, Jaraíz de la Vera.

El importe de lo donado por el benefactor jaraiceño a la fundación que lleva su nombre asciende a unos 780.000 euros, (ciento treinta millones de las antiguas pesetas), entre dinero en metálico y un piso, de su propiedad. Precisamente esa es la cantidad que los rectores de la Fundación Manuel Beites, cuya presidencia la ostenta en cada momento el alcalde que se encuentre al frente del Ayuntamiento de Jaraíz, han decidido invertirla en la construcción de un centro "que dará cobijo a las personas con discapacidad cerebral de Jaraíz y su entorno", según indicó en la tarde de ayer el alcalde en funciones de esta localidad verata, Nicasio López.

Previamente, en la mañana de ayer visitó Jaraíz de la Vera, para abordar la construcción del citado centro, el gerente provincial de Aspace, Eusignio Iglesias, quien se reunió además de con el edil, con el cura Párroco, Joaquín Jiménez, que ocupa uno de los patronazgos de la fundación; la concejala de Bienestar Social, Marisol Benítez; la coordinadora de Aspace-Jaraíz, Maria Villalobos; y dos representantes de los padres de esta última asociación, Francisco García y Ramón Fernández.

Por su parte el edil se mostró partidario de que el ayuntamiento ceda los terrenos necesarios para construir el centro de acogida de paralíticos cerebrales de Jaraíz y los pueblos de su entorno, "en la zona de Santa Lucía, junto a la carretera de Collado", señaló López, quién añadió que se trata de una superficie de terreno que pasó a ser propiedad del ayuntamiento tras el convenio alcanzado en la legislatura que ahora termina con uno de los promotores de las nuevas edificaciones que han sido construidas junto a la carretera de Collado, a la altura del polideportivo municipal.

Financiación pendiente

El alcalde en funciones apostó por hacer lo posible por sacar el proyecto adelante, "máxime teniendo en cuenta que los 240.000 euros que podrían hacer falta, además de los fondos de la fundación, para llevar a cabo el proyecto, pueden ser financiados, sin demasiada dificultad", buscando para ello fórmulas alternativas.

En cuanto al benefactor, Nicasio López dijo que él conoció a Manuel Beites al final de su vida, "cuando estaba internado en una residencia geriátrica de Navalmoral de la Mata. Pero sé que tuvo negocios inmobiliarios en Gandía", decidiendo dar su patrimonio a beneficio de las personas necesitadas de Jaraíz. "No obstante, sus hijos reclamaron la parte que les correspondía y hubo que darles el 50% de los bienes que Beites poseía.

No obstante antes de emigrar a tierras valencianas, Manuel Beites, en su juventud ya destacó como emprendedor en su localidad natal, donde creó una fábrica de caramelos, que estuvo ubicada en el portal alto de la Plaza Mayor, junto al edificio que ocupa el ayuntamiento, según recoge el escritor y periodista, José Vicente Serradilla, en el apartado de su libro, Jaraíz, ayer y hoy , en el apartado que habla de las fábricas con que contó la localidad verata, a lo largo del siglo XX.