+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

monesterio acoge la asamblea general de la unión de mayorales y vaqueros del campo bravo

Los mayorales reivindican en Extremadura que se unifiquen sus contratos de trabajo

El colectivo también reclama poder acceder a un régimen propio de la Seguridad Social . El sector demanda la unificación de los criterios en las dietas y los desplazamientos

 

Asamblea de la unión de mayorales y vaqueros celebrada en Monesterio. - RAFAEL MOLINA

RAFAEL MOLINA // MONESTERIO
09/01/2017

Desde hace cuatro años mayorales y vaqueros están unidos en una asociación con la que valorizar la figura de este colectivo y luchar por sus derechos. Monesterio acogió ayer la Asamblea General de Umavacam (Unión de Mayorales y Vaqueros del Campo Bravo) en la que se analizó la situación del gremio haciéndose «oír por los grandes estamentos taurinos, como son ganaderos, empresarios y representantes políticos».

Pese a la importancia de esta profesión, la de mayoral no está reconocida como tal en el ámbito de los profesionales taurinos. Son peones de campo con contratos agrícolas. Una de sus principales reivindicaciones, --y así se lo hicieron saber a los responsables políticos que participaron en esta reunión--, es poder acceder a un régimen de la Seguridad Social propio. También buscan unificar criterios laborales como cobros de dietas, desplazamientos, alojamientos y «gastos habituales en el trabajo de cualquier mayoral cuando acompaña una corrida de toros», y que en no pocos casos incluso llega a correr por cuenta del propio trabajador.

«Reivindicamos nuestros derechos en la plaza». Así resume el salmantino Bienvenido José García Morocho, presidente de la asociación, la razón de ser de este colectivo, que está integrado por más de 80 profesionales. La asamblea, que se celebró en el hotel el Complejo Leo, en la que se entregaron credenciales y contratos para la temporada taurina que está a punto de comenzar, contó con el apoyo de la Diputación Provincial de Badajoz y del Ayuntamiento de Monesterio, representados por el diputado delegado del Patronato de Turismo y Tauromaquia, Lorenzo Molina, y el diputado de Recursos Humanos y alcalde de Monesterio, Antonio Garrote. Ambos diputados reconocieron la importancia del toro de lidia, «tanto para el mantenimiento de la dehesa, en sus vertientes medioambiental, o ecológica» como para su sostenibilidad, y desde luego «para el mantenimiento de la economía de la población rural». Molina destacó el apoyo de la diputación con el mundo del toro, a través de la Escuela de Tauromaquia, y adelantó, que el próximo curso se inaugurará oficialmente el día 14 de febrero en Bienvenida.