+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

AHORRO DE ENERGÍA

Los municipios podrían ahorrar un 80 % en alumbrado con los sistemas LED

 

EFEEFE 02/03/2011

Los ayuntamientos españoles podrían reducir hasta en un 80 % su gasto energético usando bombillas con tecnología LED, una inversión que amortizarían en dos años, según estudios de las multinacionales Toshiba y Hella. Según cálculos de Toshiba, cambiar los 4,5 millones de luminarias que componen el alumbrado público por lámparas LED recortaría el gasto eléctrico hasta un 80 % respecto a los 17.500 millones de euros que costó iluminar las calles y carreteras españolas en 2009, cifra que supone el 70 % de la factura eléctrica en España.

Con este ahorro en la factura eléctrica, la inversión que exige la sustitución se amortizaría en dos años, añaden. Por ello, Toshiba propone esta tecnología de iluminación LED, frente a las bombillas de bajo consumo, como apuesta definitiva para reducir el gasto eléctrico de los ayuntamientos españoles La multinacional considera además que es el momento oportuno para que se establezca una normativa europea específica para esta tecnología.

Actualmente, añade Toshiba, apenas el 40 % de los municipios españoles de más de 10.000 habitantes tiene instalada alguna luminaria LED y, solo cambiando el 20 % de los actuales puntos de luz por lámparas LED, se dejarían de emitir a la atmósfera 350.000 toneladas de CO2 al año. Por su parte, Hella explicó en un comunicado que las instalaciones con tecnología LED tienen una vida útil cercana a los 12 años.

Asimismo, destacó que España repone anualmente 250.000 de las 4.200.000 luminarias existentes, al tiempo que explicó que el alumbrado público supone entre el 40 % y el 60 % de la partida presupuestaria de un municipio. Hella aseguró que los sistemas de iluminación LED en carretera favorecen la seguridad vial, debido a sus "similitudes" con la luz del día y a su capacidad para orientar y adaptar los haces de luz, lo que también reduce la contaminación lumínica.