Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

desde el coaching

No quiero consenso en educación

 

Los países con «índices de felicidad» altos y de delincuencia bajos suelen tener un sólido sistema educativo. Son países prósperos, modernos, con futuro, y con ciudadanos educados en el sentido más amplio de la palabra. No diría yo que nosotros tenemos un sistema educativo pésimo, pero tampoco diría que tenemos un sistema educativo excelente.

Decimos en tertulias que el sistema educativo de un país es crucial y que nos interesa mucho a todos. Pero jamás el sistema educativo ha sido una prioridad para casi nadie en este país. Cualquier encuesta indica que la prioridad es el terrorismo, o ahora el paro y la corrupción, pero ninguna encuesta indica que la educación le importe realmente a los españoles.

Es comprensible que a los ciudadanos nos preocupe más el corto plazo y las soluciones rápidas. Mejorar las aulas de hoy no conlleva solucionar el paro o la corrupción, al menos en 10 años.

Es incomprensible que a los políticos, y concretamente al ministro de educación de turno le preocupe también el corto plazo. Les votamos y les pagamos para que realicen lo que no nos gusta. Porque si hacen lo que nos gusta y queremos como pueblo, acabaremos votando «populismo». Para estos ministros la clave es consensuar un sistema con el que se sientan bien las autonomías, la iglesia, los sindicatos y los rectores de las instituciones educativas. Quizás crean que es el mejor sistema posible para este España. Y esto no creo que lo cambie este nuevo ministro. Ya está buscando el consenso con todos ellos y con algunos más.

Sinceramente no parece utópico proponer que el nuevo sistema educativo sea diseñado por un grupo de personas que no sea político. No me importa que no todos sean españoles y que tengamos que invertir tiempo y dinero. Que escuchen a todas las partes implicadas, pero que no busquen ningún consenso ni busquen votos. Busquen el bien de este país para que en 20 años seamos más felices, tengamos menos delincuencia y también menos paro y menos corrupción. Aunque digas lo contrario, imagino que no hablara de ti en este artículo no te ha gustado. Y a ti, ¿realmente te importa el sistema educativo español?