Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BALONCESTO LIGA LEB PLATA.

La pesadilla no termina

El Cáceres 2016 encadena en la pista del Imaje Sabadell su séptima derrota consecutiva.

A. D.A. D.
03/12/2007

 

Imaje Sabadell: Pau Del Tío (19), Guirao (2), Marc Sobrepera (3), Reggie Charles (30), Manuel Guzmán (17) -equipo inicial-, Costa, Marc Solá (9), Francesc Cabeza (7), Enrique Moraga (2) y Pino.

Cáceres 2016: Kelvin Peña (11), José María Panadero (20), David Patten (7), Luis Felipe Gruber (10), Sidao Santana (15) -equipo inicial-, Sam Jones, Juan Sanguino (6), Alberto Aspe (7), Félix Ortiz y Stanislav Zuzak.

Arbitros: López y Magallanes. Eliminaron por cinco faltas personales a Jones (m. 35) y a De Santana (m. 40).

Marcador por cuartos: 29-12, 52-33, 67-62 y 89-76.

Incidencias: Partido correspondiente a la undécima jornada de la Liga LEB Plata disputado en el Palau Municipal d´Esports de Sabadell ante unas 400 personas.

El Cáceres 2016 encadenó su séptima derrota consecutiva (89-76) ante un Imaje Gapsa Sabadell que se aprovechó de la fragilidad mental del equipo de Fede Pozuelo. El técnico valenciano vivió probablemente su último partido en el banquillo del equipo y su destitución oficial puede ser cuestión de horas.

Los cacereños acabaron el calentamiento en el minuto 4 de partido y empezaron el partido con un 15-0 en contra. Pau del Tío y el dominicano Reggie Charles se aprovecharon de la flaccidez defensiva de su rival para anotar tres triples en los primeros dos minutos y dotar de una buena dosis de confianza a sus compañeros.

Kelvin Peña salió muy presionado con la sombra de Sam Jones en el banquillo y no tomó las mejores decisiones en ataque, olvidándose de Sidao Santana en el juego interior y abusando todos los jugadores cacereños del lanzamiento de larga distancia. El nuevo fichaje del Cáceres, que se había incorporado al equipo el día anterior procedente directamente de Holanda, salió a los cinco minutos de juego pero sólo no aportó mucho.

DESASTRE Guzmán sacó partido en el segundo período de la mala defensa de los pivotes cacereños y el Sabadell se fue hasta los 26 puntos de diferencia (38-12, m. 13). Panadero impuso sus galones para reconducir la situación y con 12 puntos casi consecutivas metió a su equipo en el encuentro de una vez por todas (45-31, m. 18).

Los catalanes reaccionaron con Reggie Charles inconmensurable y consiguieron un parcial de 7-2 que provocó que el equipo de Miguel López Abril se fuera al descanso ganando de 19 (52-33).

El Cáceres 2016 demostró en el tercer tiempo cuando su rival ganaba de 20 (53-33) que es un equipo que posee talento para hacer las cosas mucho mejor de lo que lo está haciendo.

En ocho minutos fantásticos en los que Sidao Santana intimidó metiendo para abajo cada balón que le llegó; Patten, Panadero y Peña estuvieron sublimes desde los 6,25 y Fede Pozuelo se sacó de la manga una defensa mixta sobre Del Tío que rompió a su rival en ataque, el Cáceres se puso a dos (62-60, m. 29).

ESPERANZA FRUSTRADA Los cacereños iniciaron el último cuarto únicamente cinco puntos abajo (67-62) y volvió a verse ese equipo débil mentalmente que se precipita en ataque fruto de su ansiedad y al que le falta una mente lúcida para tomar las mejores decisiones en los momentos caliente del partido.

Un triple de Sola y dos tiros libres de Charles, que lanzó 18 veces desde la línea de un punto, puso nuevamente al Sabadell 10 puntos arriba (74-64, m. 35). El Cáceres se recuperó con los triples de Gruber y Panadero (80-74) a 1´41 del final pero el Sabadell ya no se dejó sorprender y con un parcial de 9-0 finiquitó el partido definitivamente (89-74).