+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la consejera comienza a negociar el borrador de las cuentas de 2018 con la oposición

Podemos ultima su propuesta para un acuerdo presupuestario con la Junta

Pedirá una reforma de la renta básica, inversión en sanidad y «fiscalizar» el cumplimiento de lo pactado. El PP se plantea ya no acudir a la próxima reunión si Hacienda no da más detalles sobre las partidas

 

Miembros de Podemos y el equipo de la consejera antes de iniciar la reunión de ayer, en la Asamblea. - EL PERIÓDICO

El encuentro mantenido con el Grupo Parlamentario Popular. - EL PERIÓDICO

Una reforma de la ley de renta básica, recuperar la inversión en sanidad, incrementar las partidas destinadas a innovación y «garantías de un empleo digno» en Extremadura. Son las cuatro «líneas rojas» que Podemos ha planteado a la consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, para cerrar un acuerdo sobre los presupuestos del 2018. La Junta y los grupos mantuvieron ayer la primera ronda de reuniones para abordar las cuentas autonómicas con papeles sobre la mesa, una nueva cita en la que quedó patente que el Ejecutivo ha comenzado a entenderse con Podemos mientras el PP ya se plantea incluso dejar la negociación.

El borrador de las cuentas asciende a 5.407,9 millones de euros, 236 más que este ejercicio (la subida es del 4,5%) con incrementos en casi todas las áreas, especialmente Sanidad (65 millones más), Infraestructuras (26), Educación y Dependencia (24 cada una) o Empleo (18 más). Además, se contemplan rebajas en el IRPF, el canon del agua y el Impuesto de Sucesiones. En definitiva, unos presupuestos «que garantizan la recuperación de los derechos en políticas sociales y se comprometen con las políticas de activación económica para que el crecimiento llegue a todos los hogares y las empresas se vean fortalecidas», dijo ayer Blanco-Morales.

Según explicó la diputada de Podemos Jara Romero al término del encuentro, sus exigencias se plasmarán en un documento que ya tienen perfilado «en lo político» y que esperan presentar la próxima semana con cuantía económica. Lo harán una vez que se les haya facilitado el detalle de las partidas que solicitaron ayer ante la falta de concreción de ese primer borrador, que hizo que la reunión fuera «poco productiva» para la formación. Así, «ante la falta de iniciativa del Ejecutivo», plantearon sus cuatro «líneas rojas», exigencias que según Romero, deben ir sí o sí en la ley de presupuestos para que haya acuerdo.

Se trata de un incremento de las partidas destinadas a innovación y energía ejecutando al máximo los fondos disponibles de la Unión Europea y el Estado; garantías de un «empleo digno» en la región, tanto para los empleados públicos como para los autónomos; una reforma de la renta básica para garantizar de forma «eficiente y efectiva» que las prestaciones llegan a todas las personas que lo necesitan, y recuperar la inversión en Sanidad.

«Son propuestas de un profundo calado político. No solo se basan en las partidas cuantitativas, sino en el desarrollo legislativo, la ejecución y la evaluación de las mismas», afirmó. En esa línea, la diputada explicó que en caso de que haya acuerdo su grupo también pedirá la creación de una comisión que permita «fiscalizar» y hacer un seguimiento de lo pactado «porque no solo se trata de números, también de políticas».

EL MEJOR PRESUPUESTO / Las propuestas de la formación fueron acogidas «con satisfacción y respeto» por parte de la consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales, que una vez más reiteró que está negociando con todos los partidos «para conseguir el mejor presupuesto y presentarlo lo antes posible». Así, se comprometió a enviarles toda la documentación complementaria que han solicitado y les citó a un nuevo encuentro el próximo miércoles. Blanco-Morales también se mostró a favor de dar continuidad a la comisión de control a la ejecución presupuestaria que se ha creado este año, cuyas sesiones han sido «muy satisfactorias y un sano ejercicio de transparencia».

Pero frente a esta «cordialidad» con la que se desarrollan las negociaciones con Podemos, el choque de trenes con el PP está siendo inevitable. La portavoz de los populares en la Asamblea, Cristina Teniente, aseguró ayer incluso que su grupo se está planteando dejar de participar en la negociación y no acudir a la reunión de la próxima semana ante «la falta absoluta de transparencia e información» que a su juicio está rodeando a todo el proceso.

«Los extremeños no quieren paseíllos», dijo Teniente, que consideró que la consejería «está fallando tanto en el fondo como en las formas». «Se está dando una apariencia de negociación que no hay porque las reuniones no van acompañadas de datos complementarios y tampoco hay un mecanismo previo para tener la información», criticó. Así, señaló que para el PP resulta muy complicado hablar de cifras, pues «no podemos decir lo que queremos porque no sabemos qué se ha plasmado en el presupuesto».

REFORMA FISCAL / Por otra parte, la portavoz popular criticó que la reforma fiscal se haya quedado finalmente «en un globo pinchado», ya que la Junta ha renunciado a presentar una ley tributaria que acompañe a los presupuestos (incluirá las mejoras previstas en el texto articulado) a sabiendas de que tiene el apoyo del PP para ello. De esta forma, a la espera de contar con esa información más detallada, Teniente reiteró que una amplia bajada de impuestos sigue siendo una exigencia de primer orden para el PP, pues además de su efecto positivo, «ante los incumplimientos de la Junta en inversiones en 2016 y 2017 una ley tributaria es la mejor vía para asegurarnos de que la recuperación económica llegue a los ciudadanos». Frente a estos argumentos, Blanco-Morales alegó que «las explicaciones están muy claras y la ejecución es satisfactoria». Además, instó a los populares a llevar sus reivindicaciones tributarias a madrid, pues a su juicio «se exige aquí lo que no se pide al Gobierno de España».

Al igual que el PP y Podemos, también la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, se quejó tras el encuentro con la consejera de la «mínima» información que se les está facilitando a los grupos. En ese sentido, avanzó que se va a reunir con los técnicos de la consejería para desmenuzar aquellas cuestiones que a su formación más le interesan, si bien ya avanzó ayer que pedirá un millón de euros más para que la ley de dependencia se cumpla «a rajatabla».

Domínguez también pidió información a la consejera sobre el recorte del 4,5% en el área de Empresa y según dijo, Blanco-Morales le trasladó que obecede al desdoblamiento de una partida de ocho millones de euros que se ha incluido en otro apartado. Por último, la portavoz de la formación naranja consideró que el Ejecutivo ha sido «demasiado optimista» en sus previsiones a la vista de las recogidas por la Autoridad Fiscal Independiente (Airef).

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por lamosca 10:41 - 10.11.2017

En fin que se podrán sacar los presupuesto para adelante. Eso ni bueno, ni malo sino todo lo contrario. Se constata que Podemos, o no Podemos, está en la lucha de seguir amamantándose en el pesebre. Me parecían que estaban más preparados y me desilusiona que enseguida se han plegado a la casta. Ha faltado poco para darse unos piquitos. Hay que apuntar estas cositas que luego se olvidan y los vuelves a votar.