Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Puente de fiestas populares

Dos tradiciones, la celebración de la Santa Cruz, de orígenes medievales, y la de la Chanfaina, de protagonismo gastronómico, invitan a regalarse un viaje a Feria y Fuente de Cantos.


29/04/2011

 

Un viaje es un regalo, por la experiencia y las vivencias que nos aportan. Este puente de mayo os proponemos dos fiestas declaradas de interés turístico de Extremadura.

La Santa Cruz

El origen de la fiesta de la Santa Cruz de Feria, un interesante ejemplo antropológico de la conservación de costumbres medievales, fue en principio la celebración del día del nacimiento de doña Ana de la Cruz Ponce de León, esposa del cuarto conde don Pedro Fernández de Córdoba y Figueroa, el 3 de mayo.

A este hecho constatado se asoció, con el paso de los años, la celebración habitual del día de la Santa Cruz en el mes de mayo, uniéndose de esta forma un aniversario histórico muy ligado a la población de Feria, con la exaltación de la Santa Cruz. Sin duda, ésta es una de las manifestaciones religiosas populares más antiguas de Extremadura.

La fiesta

Desde la Edad Media, la costumbre es que días antes a la fiesta, las mujeres y niños llamados coritas, fabriquen en secreto sus cruces con el deseo de hacer la más bella; al terminarlas, éstas son llevadas a la iglesia parroquial donde están expuestas el 2 y el 3 de mayo, fecha de la fiesta.

La fiesta continúa con dos tradiciones más: la representación de La Entrega, donde se escenifica la búsqueda del Lignum Crucis por Santa Elena, madre del emperador romano Constantino, explicada popularmente en 96 coplas que terminan con alabanzas y elogios a quien organiza la fiesta:

"Nuestra Mayordoma viva aquesta solemne Entrega que esta tarde celebramos

La Santa Cruz elogiamos fines en el Cielo bandera"

El segundo acontecimiento es en la mañana del día 3, cuando todo el pueblo participa en la procesión de cruces engalanadas con flores. Dos largas filas de cofrades, acompañados de la comitiva de niños y jóvenes que portan sus cruces, recorren desde la iglesia de San Bartolomé las calles de la población, ante la atenta mirada del majestuoso castillo que parece observar esta secular fiesta, tan arraigada en Feria y desaparecida en otros rincones de la península. Mientras la procesión continúa, la mujer "corita" canta canciones y letrillas aprendidas y coreadas de generación en generación:

"¿Quién ha puesto tan huída blanca paloma?

Excusada pregunta, mi Mayordoma

Tú eres la insignia, la más hermosa el día tres de Mayo cubierta de rosas"

Algunas letrillas de sabor árabe cantan en sus estrofas estas costumbres tan arraigadas en esta población pacense:

"Cuatro cruces he visto con és-