+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTRE PLASENZUELA Y SANTA MARTA DE MAGASCA.

El tercer tramo de la autovía A-58 se abrirá en diciembre o enero

El trazado se cerrará con el tramo de Santa Marta a Cáceres en 2010.

 

Primeros vehículos que estrenaron ayer la nueva autovía, al fondo Trujillo. - Foto:R. VIVAS

A. MIGUEL M. BARBANCHOA. MIGUEL M. BARBANCHO 17/10/2008

Antes de que finalice el año, el tercer tramo de la autovía A-58 entre las localidades cacereñas de Plasenzuela y Santa Marta de Magasca estará en servicio. Así lo anunció ayer la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, en la inauguración de un nuevo tramo entre Trujillo y Plasenzuela. Aunque matizó que la apertura del nuevo trazado podría demorarse al mes de enero del 2009.

De esta manera, solo restaría un cuarto tramo entre San Marta y Cáceres para completar en autovía los 47 kilómetros del trayecto entre Trujillo y Cáceres, que estaría finalizado de cara al 2010. Pereira acudió al acto inaugural acompañada por el consejero de Fomento, José Luis Quintana, el presidente de la Diputación de Cáceres, Juan Andrés Tovar, la alcaldesa de Trujillo, Cristina Blázquez y el resto de alcaldes de la comarca. Pereira confirmó también que el Gobierno central seguirá trabajando en completar la A-58 con una conexión a la A-66 y dijo que ya está en marcha un estudio informativo para unir ambas autovías que podría ubicarse en el sur de la capital cacereña.

El tramo que ayer entró en funcionamiento tiene una longitud de 12,5 kilómetros y ha supuesto una inversión que supera los 40 millones de euros del total de 130 millones con el que está presupuestada la vía. "Esta infraestructura está ya al 47% en servicio", recordó Pereira, quien también dijo que la nueva autovía favorecerá la conexión con Cáceres y con el resto de la comarca de Trujillo, "dando mayor seguridad y respetando el entorno medioambiental". Por otra parte, Pereira anunció una partida de 50.000 euros para estudiar la viabilidad de convertir la N-521 en autovía hasta el límite de frontera con Portugal.

VIAS SECUNDARIAS Por su parte, el presidente de la institución provincial, Juan Andrés Tovar, adquirió el compromiso de realizar un esfuerzo para mejorar las carreteras que son competencia de la Diputación y que dan acceso a la nueva autovía. "Lo estamos estudiando y la carretera de La Cumbre a la autovía ya está contratándose". Sobre el resto de vías secundarias, Tovar añadió que se están realizando estudios de impacto ambiental para mejorarlas. Asimismo, el consejero de Fomento, José Luis Quintana, valoró la apuesta del Gobierno central por Extremadura con unas infraestructuras que no tienen "nada que envidiar a otra comunidad autónoma". La alcaldesa de Trujillo, Cristina Blázquez, valoró la comodidad y seguridad que tendrán los vecinos que se desplazan a Cáceres.