Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENFRENTAMIENTO

Touriño pide a la Junta que "rebaje el tono" sobre ´La Fala´

REDACCIONREDACCION
25/04/2006

 

La polémica entre políticos gallegos y la Junta de Extremadura a cuenta de ´La Fala´ sigue danto qué hablar.

Ayer el presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, apostó por "rebajar el tono" y juzgó "desproporcionada" la respuesta de la Junta a la iniciativa "legítima" del BNG para promocionar ´La Fala´ que se habla en Extremadura y que los nacionalistas creen gallego.

En esta línea, Touriño abogó por "el entendimiento, la colaboración y el respeto mutuo" entre las comunidades gallega y extremeña. El titular del Gobierno gallego aseguró que no está en la vocación de los gallegos "ir a gobernar en Extremadura", así como tampoco que a los gallegos se los gobierne desde allí, informa Ep.

Touriño indicó que la iniciativa parlamentaria del BNG es "legítima", de modo que, aunque puede ser "más o menos afortunada, sensata o razonable", no puede merecer una respuesta "desproporcionada en su intensidad y su fuerza" por parte de la Junta.

Por su parte, el Ejecutivo extremeño aclaró ayer que la polémica se ha generado con el BNG y "en ningún caso con la Xunta". Añade la Junta que, como ya dijo el sábado, considera al gallego "un pueblo hermano", pero reitera que "´La Fala´ no es gallego". Por eso, rechaza "que las instituciones gallegas deban tomar medidas o establecer políticas sobre esta peculiaridad lingüística extremeña, como pretendía el BNG".