+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La Junta destina 6 millones a los seguros agrarios, que retoman el anterior modelo

Entre enero y noviembre pasados las pólizas contratadas aumentaron un 7% respecto al 2015, mientras que la superficie lo hizo un 13%

 

Imagen de archivo de una finca de frutales extremeña anegada de agua. - EL PERIÓDICO

REDACCIÓN // CÁCERES
12/01/2017

El pasado lunes el Diario Oficial de Extremadura publicó el decreto a través del que se regularán este año las subvenciones autonómicas que complementan a las estatales en materia de contratación de seguros agrarios combinados. En total, el Ejecutivo autonómico destinará seis millones de euros a este capítulo, un 20% más que en el 2016. Además, este año se recupera el anterior sistema de ayudas, que fue cambiado durante la legislatura pasada.

Si bien 2016 fue un ejercicio de transición, ya que a partir de septiembre se introdujeron algunos cambios, este será el primer año en el que se retomará por completo el modelo previo. De esta forma, a partir de ahora se aplica de nuevo el descuento de la subvención en el momento de la contratación del seguro. «Hasta septiembre tenías que hacer una solicitud para que te devolvieran el dinero. Y no era hasta un año o un año y medio después cuando te decían si había dinero suficiente, si cumplías los requisitos…», precisa Antonio Prieto, secretario de Ganadería de UPA-UCE. A juicio de esta organización, esta práctica «desincentivaba la contratación y dejaba desamparados a los agricultores y ganaderos».

A partir del cambio efectuado en el último trimestre del año pasado, por contra, la póliza era ya «garantía» de que se percibiría la ayuda, aunque no fuera en ese mismo momento, lo que ya «creó una mayor confianza en el sistema». Ahora, apostilla, con la vuelta total al anterior sistema, ya no hay que solicitar «absolutamente nada» lo que, apunta, fomentará previsiblemente la contratación en sectores como el olivar, el cereal, la vid o «en las líneas ganaderas, que se están incentivando mucho por la tuberculosis bovina». «Hay muchísima más confianza, sabes lo que te van a descontar», aduce. Una seguridad que, arguye, también puede estimular al agricultor a aumentar las coberturas de sus seguros.

«Tras las intensas lluvias que arrasaron miles de hectáreas de las Vegas Altas el pasado verano pudimos comprobar que el seguro funciona y es una herramienta indispensable para la protección de nuestro campo», incide Prieto, para quien «sin seguro las tormentas hubieran supuesto la ruina del regadío de la zona».

De acuerdo a los datos facilitados por la Junta, entre enero y noviembre del 2016 aumentó un 7% el número de pólizas contratadas en la región, mientras que la superficie agraria asegurada creció un 13%, hasta las 285.000 hectáreas. También fue al alza la producción agrícola protegida, que subió un 15% hasta los 3.600 millones de kilogramos.

SUBVENCIÓN ESTATAL / La subvención autonómica supone un 30% del importe correspondiente a la subvención estatal concedida por la contratación de estos seguros. En ningún caso, la subvención autonómica, unida a la estatal, puede superar el 65% del recibo de prima de seguro sin tener en cuenta los recargos de contratación.

En este punto, UPA-UCE critica la política del Ministerio de Agricultura, que «plantea recortar un 10% la subvención base» de este departamento en el siguiente Plan de Seguros Agrarios. «Esto encarecería el coste del seguro agrario un 35% de media a los agricultores y ganaderos extremeños», se incide desde esta organización, que recuerda que la ayuda autonómica se establece en base a la cuantía que concede el ministerio, por lo que este recorte afectaría directamente a ambas subvenciones, al tiempo que incide en lo «contradictorio» de recortar las ayudas del seguro «precisamente el año que se han contratado más pólizas, lo que puede provocar el abandono o la migración hacia pólizas más baratas, pero con menores coberturas. «Es un despropósito, el recorte de ayudas hará que retrocedamos en la contratación, lo que supone una amenaza para la viabilidad de nuestras producciones», sostiene Prieto.