+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El chef José Pizarro será distinguido con la Patatera de Honor de ‘La Pedida’

La Pandilla Turbopie recibirá la Patatera Popular el 27 de febrero

 

Francisco Romero, Alfredo Aguilera y Rosa Liberal, ayer. - J. V.

J.V.
21/01/2017

Malpartida de Cáceres entregará la Patatera de Honor al chef José Pizarro y la Patatera Popular a la Pandilla Turbopie, que fue la asociación de malpartideños que retomó en 1985 la fiesta de La Pedida de la Patatera hasta convertirla en fiesta de referencia en la comarca de Tajo Salor. Así lo anunció ayer Francisco Romero, secretario de la Asociación de Amigos de la Patatera y segundo de cocina del Parador de Cáceres. La Pedida de la Patatera se estrena en la edición de este año como Fiesta de Interés Turístico Regional.

Rosa Liberal, concejala de Turismo explicó que a La Pedida de la Patatera anteceden unas jornadas gastronómicas -del 19 al 28 de febrero- con concurso de tapas elaboradas con patatera. Este año se añade una yincana llamada Hoy comemos todos, en la que se animará a elaborar un plato con ingredientes escondidos por todo el pueblo. También habrá un Pequechef, pero el plato fuerte será el día 27, con una gran gala en la que se entregarán los premios de todos los concursos y por primera vez las mencionadas Patatera de Honor y Patatera Popular.

El alcalde de Malpartida de Cáceres, Alfredo Aguilera, explicó que la fiesta tiene sus orígenes en el siglo XIX cuando los quintos se anticipaban a lor rigores de la Cuaresma pidiendo viandas por las calles. La patatera era el producto más humilde y popular que recolectaban. En los años ochenta un grupo de malpartideños recuperó la tradición. Actualmente la fiesta comienza con una concentración en la plaza Mayor, la salida al balcón y un pasacalles en el que los hombres van de labradores y las mujeres con el traje de percal o de faralaes. Cestros de mimbre y carros de agua donde se concentran las patateras, parrillas y bebidas son protagonistas. Hasta 4.000 personas participan en ese desfile con sus paradas para comer y bailar. Se reparten unas 2.000 raciones de patatera de 300 gramos y la verbena urbana en la plaza de los pucheros es espectacular.