+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RELEVO TRAS LA LLEGADA DE TRUMP A LA CASA BLANCA

El balance sentimental del embajador James Costos en España

El hombre de Obama en Madrid promete mantener vínculos a través de alguna multinacional con intereses en la Península

 

James Costos (a la derecha), con su pareja, Michael S. Smith, en la plaza Kennedy de Barcelona, en noviembre del 2014. -

IOSU DE LA TORRE
13/01/2017

James Costos, el embajador de Barack Obama en España, hace las maletas. El relevo en la Casa Blanca trae irremediablemente un cambio en todos los consulados del imperio que ahora conducirá Donald Trump. A final de enero, Costos habrá regresado a Estados Unidos y deberá decidir dónde instalarse a vivircon su compañero, Michael S. Smith. Los Ángeles o Nueva York.

El embajador se lleva un equipaje de buenas sensaciones y descubrimientos que pasan por el estilo de vida de los españoles y la gastronomía de tapas. La pareja no se olvidará de 'Greco' y 'Whistler', los dos perros que tantas alegrías les han dado. En la cartera de ejecutivo, haber consolidado las relaciones entre los gobiernos de Washington y Madrid.

NEOYORQUINOS
En una entrevista con la revista 'Tiempo', James Costos hace balance de estos años y expresa varios deseos. Explica que no conoce personalmente al nuevo presidente y que ya ha contactado con el equipo de transición de la Casa Blanca. “Trump y yo somos neoyorquinos, pero no hemos coincidido”.

Shasa, la hija mayor de los Obama, no vendrá finalmente a España. “No pasó de ser una idea que luego derivó en un rumor”, revela Costos a Tiempo. “El plan inicial era que viniera un tiempo, ya que tiene un año sabático. Shasa buscaba experiencias nuevas, pero no se llegó a concretar nada”.

La primogénita de los Obama se pierde la agenda que podía pasarle el embajador para descubrir dónde tomar los mejores huevos fritos con patatas, gazpachos, paellas y pinchos. Recomendaciones muy superiores a los anodinos menús que probó la muchacha en su paso por Barcelona hace un año.

SEGUIR VINCULADO A ESPAÑA


A Costos y a su pareja, Smith, les quedan pocas semanas para rematar su labor en Madrid y cuando concluya, decidirán qué rumbo toman. “Los americanos decimos que vamos donde está el trabajo. Mi primera residencia está en Los Ángeles, mi compañero tiene un apartamento en Nueva York, pero quiero buscar oportunidades que me permitan seguir mi trabajo en alguna multinacional norteamericana con presencia en España”.

El aún embajador ocupó un alto cargo en la multinacional del cine HBO. La serie Juego de Tronos, precisamente, se ha rodado en España, durante su misión en Madrid.

Cuando llegó hace ocho años, el matrimonio homosexual aún no estaba permitido en EEUU. Hoy, sí. ¿Se casarán? Costos, que suma 17 años junto a Smith, responde entre risas: “Michael y yo hemos estado muy ocupados, cuando volvamos a casa retomaremos la conversación”.

PRACTICAR MEDITACIÓN


Y una receta del diplomático para estar en forma: la meditación trascendental. “Hago 20 minutos por la mañana, al levantarme, al lado de la cama, y otros 20 minutos al final del día, antes de cenar, en el salón. Es una herramienta más de mi trabajo a la hora de preparar el día y también la noche”.

El político lleva cinco años practicando el 'mind fulness', ejercicio próximo al yoga que cada vez más está presente en las grandes empresas. Google es pionero en su desarrollo para mejorar el estado emocional de sus empleados para un mejor rendimiento.