+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BOCHORNOSA ACTUACIÓN EN TIMES SQUARE

La productora quiere demandar a Mariah Carey por el fiasco de fin de año

"No somos responsables del rendimiento de la señora Carey", afirman

 

Mariah Carey, durante su actuación en Times Square. - REUTERS / STEPHANIE KEITH

EL PERIÓDICO
02/01/2017

Mariah Carey, como prometió, sigue dando titulares. La productora Dirk Clark asegura que la afirmación de Mariah Carey acusándoles de sabotear su actuación de fin de año en Times Square es "difamatoria, escandalosa y francamente absurda" y planean empreder acciones legales contra la cantante. "En muy raras ocasiones hay errores técnicos que pueden ocurrir con la televisión en directo, sin embargo, nuestra investigación inicial indica que Dirk Clark Productions no tuvo responsabilidad en el rendimiento de la señora Carey", han explicado en un comunicado.

 
Carey fue una de las artistas invitadas para participar en las celebraciones de Times Square donde se congregaron más de un millón de personas antes del tradicional descenso de la bola de cristal que da la bienvenida al Año Nuevo en Nueva York. Pero losproblemas de sonido empezaron a dejar en evidencia que la diva, de 47 años, estaba interpretando con sonido pregrabado uno de sus grandes éxitos, 'Emotions', y entonces se puso a pasear por el escenario y hasta llegó a pedir a la audiencia que cantara por ella.

"Son cosas que pasan. Que todos tengan un feliz y saludable año nuevo. Seguiré dando más titulares en 2017", aseguró Carey en un breve mensaje publicado en sus redes sociales junto a un vídeo con una de sus características muecas.

Shit happens 😩 Have a happy and healthy new year everybody!🎉 Here's to making more headlines in 2017 😂

Un vídeo publicado por Mariah Carey (@mariahcarey) el

El entorno de Mariah asegura que su auricular no funcionaba, pero ignoraron las advertencias e incluso condujeron falsamente a la cantante a creer que todo funcionaría bien cuando llegara al escenario. Por su parte, la productora ha recordado que la cantate se negó a hacer una prueba de sonido y que en el escenario se escuchaba perfectamente la música.

Los problemas para la diva no acaban aquí. Antes de escaparse a pasar unos días en Aspen con su nueva pareja, la diva ofreció una tanda de conciertos en un teatro de Nueva York. Para esas actuaciones se había concertado la actuación de un coro que finalmente fue desestimada por los costes de producción y que también han amenazado con emprender acciones legales contra la diva.