El Periódico Extremadura | Viernes, 28 de julio de 2017

Amancio Ortega dona 13 millones a la sanidad extremeña para la renovación de los equipos oncológicos

Se adquirirán cuatro aceleradores lineales “de última generación”, que se utilizan para tratar el cáncer con radioterapia en Mérida, Badajoz y Plasencia, además del nuevo hospital de Cáceres

10/05/2017

La Fundación Amancio Ortega, perteneciente al dueño de Inditex, ha donado 12,8 millones de euros al Servicio Extremeño de Salud (SES) para la renovación de los equipos oncológicos en los hospitales de . Con esta cantidad, se adquirirá además otro equipo para el nuevo hospital de Cáceres.

El vicepresidente de la fundación, José Arnau Serra, ha firmado esta mañana el convenio de colaboración con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles. Los 12,8 millones de euros se destinarán a la compra de cuatro aceleradores lineales “de última generación”, que se utilizan para tratar el cáncer con radioterapia.

Según ha explicado Vergeles tras la firma del acuerdo, los equipos se adquirirán mediante concurso público y la idea es que estén operativos entre los años 2018 y 2019, ya que necesitan de los permisos del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para funcionar porque emiten radiaciones. El primero se instalaría en el nuevo hospital de Cáceres, el segundo en Badajoz (en la capital pacense el SES ya está ultimando la puesta en marcha de un primero este año), el tercero en Mérida y el cuarto en Plasencia. El consejero ha agradecido su iniciativa a la fundación, ya que se trata de “algo que necesitaba la sanidad pública”. Según Vergeles, estos nuevos aceleradores “de última generación” permitirán ofrecer a los pacientes extremeños tratamientos más precisos, dirigidos y centrados en lo que el enfermo necesita, además de minimizar los efectos secundarios.

El titular de Sanidad ha recordado que el SES ya había puesto en marcha un plan para sustituir la tecnología oncológica de los hospitales extremeños (algunos equipos ya han superado su vida útil), iniciativa que con el “espaldarazo” de la Fundación Amancio Ortega podrá hacerse “con más celeridad”.

El consejero ha recordado que cada año, 4.500 personas son diagnosticadas de cáncer en Extremadura. En 2016, 3.999 pacientes acudieron por primera vez a una sesión de radioterapia en la sanidad pública y se realizaron 22.338 visitas de revisión.