El Periódico Extremadura | Viernes, 28 de julio de 2017

ES LA PRIMERA VEZ QUE APARECEN EN LA CIUDAD, HASTA EL MOMENTO HA HABIDO CASOS DE ENVENENAMIENTO CON MATARRATAS EN POLVO

Hallan piñas con carne envenenada para intoxicar a perros en el parque del Príncipe de Cáceres

De momento ha afectado a la mascota de un cacereño, que consiguió salvarse a pesar de haberla ingerido. La Patrulla Verde pide colaboración ciudadana para localizar a quienes depositan estas sustancias tóxicas

SIRA RUMBO 21/10/2015

Dueños de perros alertan de la aparición de piñas con carne envenenada escondida para intoxicar a mascotas en el parque del Príncipe. La alarma saltó tras ingerir un animal esta sustancia. Se intoxicó pero logró salvarse, al detectar los síntomas muy pronto y ser tratado por un veterinario. Por el momento se desconoce si la situación ha afectado a más perros de la ciudad, pero los cacereños han comenzado a alertar de esta situación a través de las redes sociales, en los perfiles de las protectoras y en los grupos dedicados a mascotas.

"El mismo día que colgaron la foto de la piña, por la noche un señor nos avisó de que su perro se había envenenado, pero no en el parque del Príncipe, sino en el paseo Alto. No sabemos si la intoxicación fue también por ingerir esta carne envenenada. De momento, que sepamos, solo se ha intoxicado un perro así", señala la presidenta de la Asociación Cacereña para la Protección y la Defensa de los Animales, Juana García, que aclara que su colectivo se enteró de esta circunstancia también a través de las redes sociales, pero que no han recibido denuncia sobre el caso.

Esta forma de intento de intoxicación, con carne escondida en una piña, es la primera vez que se da en la ciudad. No así en otros lugares de España, donde también han llegado a encontrarse en los parques trozos de carne con un clavo en su interior para matar a estas mascotas. Esto aún no se ha encontrado en la capital cacereña, sin embargo los casos de envenenamiento de perros son bastante comunes. De hecho en lo que va de año han fallecido en Cáceres una veintena de animales por esta causa.

 

MATARRATAS EN POLVO Hasta el momento las intoxicaciones que se han registrado se han producido por la ingestión de matarratas en polvo, bien esparcidos por los alcorques de los árboles o escondidos en el interior de pequeñas bolsitas, de color rosa o azul. La mayor parte de los casos han tenido lugar en la zona de Mejostilla. El último del que informó este diario ocurrió el pasado mes de agosto en el residencial Gredos (fallecieron dos perros de un mismo dueño, de raza bodeguero andaluz). El propietario se enteró del envenenamiento al llevar a sus mascotas al veterinario, donde le diagnosticaron intoxicación por veneno.

La misma situación se repitió un mes antes, pero esta vez en Mejostilla, en la calle Julián Perate. En esta barriada ya se habían dado casos de envenenamiento en Simón Benito Boxoyo y en Cayetano Polo Polito. Antes del verano el veneno llegó también a Nuevo Cáceres. En este caso fue encontrado en polvos esparcido por los alcorques de los árboles, sobre él había pienso para perros a modo de cebo.

La situación preocupa a los propietarios de animales. De hecho los colectivos de mascotas han solicitado a la policía en varias ocasiones una investigación sobre este asunto para frenar esta práctica y localizar al culpable.

La Patrulla Verde, por su parte, solicita colaboración ciudadana para lograr poner fin a estas muertes. "Es muy difícil localizar a las personas que ponen el veneno en los parques, por eso es necesario que la gente lo denuncie", señala el jefe de la Policía Local, Angel Carvajal. Aconseja a los cacereños que llamen a la policía siempre que observen algo extraño. Carvajal desconocía la aparición de estas piñas con carne envenenada en el parque del Príncipe, pero sí aseguró que los agentes tienen abierta una investigación con respecto a los matarratas encontrados en diferentes zonas de la ciudad. Por el momento no se ha identificado al culpable.