+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

'BOMBA' INFORMATIVA EN EL 2010

Así fue el 'caso Wikileaks'

El soldado Manning puso en jaque al Gobierno de EEUU con una macrofiltración de más de 700.000 documentos confidenciales

 

Manning (izquierda), custodiado por otro soldado, en Fort Meade (EEUU), el 22 de diciembre del 2011. - EFE / MICHAEL REYNOLDS

EL PERIÓDICO
18/01/2017

El 'caso Wikileaks', por el que Chelsea Manning fue condenada a 35 años de cárcel, supuso por entonces la mayor filtración de documentos secretos de EEUU de la historia. La soldado Manning, entonces Bradley Manning antes de su operación de cambio de sexo, llegó a filtrar al portal del 'hacker' y activista Julian Assange más de 700.000 archivos confidenciales. Su acción puso en jaque al Gobierno de EEUU y convirtió en relevantes a Assange y Wikileaks, que pasó de ser una web minoritaria a convertirse en uno de los mayores temores de la inteligencia estadounidense.

Manning, un analista novato enviado a Irak con apenas 22 años, filtró a Wikileaks 470.000 registros de las guerras de Irak y Afganistán, 250.000 cables diplomáticos del Departamento de Estado y otros documentos clasificados que dejaron en evidencia a la diplomacia estadounidense y alimentaron un debate sobre el papel de EEUU en el mundo y su oscura guerra contra el terrorismo yihadista.

Su primera filtración a Wikileaks la realizó en febrero del 2010, tres meses antes de ser detenido y tras contactar supuestamente con Assange. El material filtrado fue el vídeo 'Collateral Damage'(Daño Colateral), que muestra una matanza de civiles y de dos empleados de la agencia Reuters en Irak en el 2007. La grabación constató la frialdad con la que pilotos de EEUU decidieron atacar desde sus helicópteros una zona donde había civiles y donde los supuestos rebeldes armados no eran más que periodistas con cámara.

OBJETIVOS MÁS AMBICIOSOS

Visto el éxito de aquella filtración, Manning se planteó objetivos de inteligencia más ambiciosos. Durante la primavera del 2010, siguió recopilando información y mantuvo contactos con miembros de Wikileaks, supuestamente también con Assange. Tras el vídeo vinieron los llamados diarios de las guerras de Irak y Afganistán -miles de partes militares que detallan la manera de actuar del Ejército en ambos países-, informes sobre la cárcel de Guantánamo (Cuba), sobre operaciones clandestinas de la CIA y los cables del Departamento de Estado, que se publicaron en la prensa en el último trimestre del 2010.

Los cables diplomáticos, que sacaron los colores a la Administración de Obama revelando los entresijos de la política exterior de EEUU en todo el mundo, generaron un efecto dominó y fueron un catalizador de revoluciones árabes como la que derrocó en Túnez al dictador Zine El Abidine Ben Alí.

AISLAMIENTO SOLITARIO

Tras su detención en mayo del 2010, Manning pasó un tiempo internado en una base militar en Kuwait y luego fue trasladado a Quantico (Virginia), donde durante casi nueve meses fue sometido a un duro régimen de vigilancia, considerado ilegal por la jueza Denise Lind.

Tras una larga fase preparatoria, el juicio contra Manning comenzó en junio del 2013, después de que se declarara culpable de los cargos menos graves por haber revelado secretos a Wikileaks. En la fase de sentencia final, Manning pidió perdón a EEUU por el daño causado y solicitó con la voz entrecortada una segunda oportunidad por los errores de un pasado que "no se puede cambiar".