+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

RETORNO DE REFUGIADOS

Las autoridades de Birmania y Bangladés acuerdan el proceso de repatriación de los rohinyás

Aunque aun no hay fecha para el inicio, los dos gobiernos se han reunido para concretar las condiciones de un proceso que durará dos años

 

Mujeres rohinyás en un campo de refugiados en Bangladés. - / AP / MANISH SWARUP (AP)

EL PERIÓDICO
16/01/2018

El Gobierno de Bangladés ha acordado este martes con el Ejecutivo birmano que repatriará en un plazo de dos años a los más de 655.000 rohinyás que han cruzado la frontera desde que se inició la violencia en el estado de Rakhine por parte del Ejército de Birmania en agosto del 2017.

El acuerdo entre ambas administraciones se ha llevado a cabo en Naipyidó, la capital birmana, donde se han establecido las bases y las condiciones de la resolución. Según un comunicado de las autoridades de Bangladés, se crearán hasta cinco campamentos de tránsito desde donde se enviarán los rohinyás a dos centros de recepción en el lado birmano.

Las autoridades birmanas aun no se ha pronunciado oficialmente. Sin embargo, antes del encuentro y bajo la presión de la comunidad internacional, el portavoz del Gobierno de Birmania, Zaw Htay, aseguró que los refugiados que vuelvan al país podrán ser repatriados a través de un "proceso de verificación" en el que tendrán que demostrar que han sido ciudadanos de Birmania anteriormente. 

Sin fecha de inicio
A inicios de enero, el secretario permanente de Ministerio de Trabajo, Inmigración y Población birmano, Myint Kyang, afirmó que el país está listo para tramitar el regreso de al menos 150 personas al día a través de los dos campamentos que estarán habilitados a partir del 23 de enero.

Por otro lado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bangladés no ha concretado la fecha del inicio del proceso de repatriación, pero sí ha señalado que la reunificación familiar será una condición esencial en el procedimiento.

El embajador de Bangladés en Birmania ha confirmado a AFP que "en los próximos días, los refugiados podrán comenzar a registrarse en el proceso" pero también ha descartado que el proceso de repatriación comience este mes.

La voluntad de los rohinyás
Otra de las dudas que deja este acuerdo, es si los rohinyas querrán volver al estado de Rakhine, donde sus aldeas han sido quemadas y destruidas y de donde el Ejército nacional los ha expulsado. 

La portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los refugiados, Vivian Tan, ha asegurado que el ritmo de retorno debe ser dictado por los propios refugiados” y ha destacado la importancia de "preguntarles qué es lo que quieren".

Desde el 25 de agosto, fecha en la que empezaron los enfrentamientos entre milicianos rohinyás y las Fuerzas de Seguridad birmanas, más de medio millón de personas de esta comunidad musulmana han huido al país vecino, Bangladés, y casi 7.000 han muerto. 

Las Naciones Unidas han denunciado la actuación de las Fuerzas Armadas birmanas y la han calificado de “limpieza étnica”. No obtstante, las autoridades birmanas niegan haber realizado ninguna limpieza étnica y justifican los actos del Ejército como operaciones para acabar con la violencia de las milicias rohinyás.