+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRANSPORTE

Aviones y trenes británicos paran tras la huelga de metro

La compañía aérea British Airways cancela 50 vuelos y el paro de la compañía Southern Railway es total

 

Estación de Waterloo en Londres, afectada por la huelga de trenes de la compañía Southern Railway. - AFP / DANIEL LEAL-OLIVAS

BEGOÑA ARCE
10/01/2017

Después de la huelga de metro que el lunes paralizó Londres, los británicos se enfrentan el martes y miércoles a nuevos parosen trenes y aviones. British Airways se ha visto obligada a cancelar 50 vuelos desde el aeropuerto londinense de Heathrow  a causa de la huelga que está llevando a cabo el personal de la compañía como protesta por los salarios que están recibiendo los empleados contratados desde el 2010. Según los sindicatos, el salario fijo que reciben los últimos incorporados es de 12.000 libras (14.000 euros) al año, más 3 libras a la hora por vuelo efectuado. Unas condiciones tan penosas, aseguran, que obliga a muchos de los trabajadores “a tener un segundo empleo”. Aunque con retraso, los pasajeros llegarán a su destino, según la dirección de la aerolínea, que promete embarcarles en otros aviones a lo largo del día.

El paro es total en Southern Railway, la compañía de trenesque une el sur y el sureste de Inglaterra con Londres. Ninguno de los 2.242 trenes, que habitualmente circulan en una jornada laborable, está en funcionamiento. El servicio está siendo reemplazado por una flota de 200 autobuses. “Es otro día miserable para nosotros, los pasajeros”, señala Bradley Rees de la Asociación de Consumidores Británicos. “La frustración es indescriptible. No es sólo la huelga es (el mal funcionamiento) cada día de la red de Southern”. La compañía es motivo constante de críticas y quejas por los retrasos y las condiciones de trasporte. Hay continuas peticiones, para que se rescinda el contrato de explotación a la firma.

El de hoy martes es el primero de seis días de huelga en enero de los empleados de Southern Railway, que protestan contra la decisión de la dirección de encargar a los conductores la apertura y cierre de las puertas de los vagones, un trabajo del que hasta ahora se encargaba un segundo empleado. Ni mañana, ni el viernes habrá servicio de trenes y la huelga se extenderá 24, 25 y 27 de este mes.