+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Bruselas admite que la situación de los refugiados en Grecia es "insostenible" pero señala al Gobierno de Atenas

La Comisión Europea no ofrece remedios y se escuda en que es "responsabilidad" del gobierno griego

 

Una familia en el campo de refugiados de Moria. - EFE /STRATIS BALASKAS

09/01/2017

Las fotos de tiendas de campaña en un campamento de Lesbos cubiertas por la nieve y el calvario en el que viven cientos de refugiados como consecuencia de la ola de frío que recorre Europa desde hace una semana no han pasado desapercibidas en Bruselas. La Comisión Europea ha admitido este lunes que la situación actual es “insostenible” pero se ha limitado a señalar que es “responsabilidad” del gobierno de Alexis Tsipras ofrecer soluciones.


“Tengo que ser clara. La Comisión es consciente de que la situación actual es insostenible pero también tenemos que dejar claro que asegurar unas condiciones de recepción adecuadas en Grecia es responsabilidad de las autoridades griegas”, ha zanjado la portavoz de inmigración del Ejecutivo comunitario pasándole la pelota de la dramática situación que se vive en lugares como Moria al Ejecutivo griego.

Pese a esta contundente respuesta, desde el Ejecutivo comunitario insisten en que no están cruzados de brazos, y que sigue canalizando aportaciones económicas a través de las organizaciones no gubernamentales que trabajan sobre el terreno para mejorar la situación en los campos de refugiados y que seguirán así haciéndolo.

APOYO FINANCIERO Y PRESIÓN POLÍTICA
 

“No podemos dictar a Grecia las políticas, como a ningún otro Estado miembro, pero lo que podemos hacer y seguimos haciendo es seguir una estrategia de apoyo político, más bien de presión política, y de apoyo financiero y técnico a las autoridades griegas para que mejoren la situación que es lo que seguimos haciendo”, ha explicado la portavoz. Un apoyo financiero que canalizan “a través de nuestros socios humanitarios sobre el terreno que están ayudando a adaptar los campos de refugiados al invierno en el continente y las islas”, ha añadido.

 La Comisión Europea ha recordado además que en sus recomendaciones a Grecia, incluidas en los informes regulares que preparan para evaluar la situación en los campos de refugiados, llevan tiempo pidiendo a Grecia que adapte y mejore su sistema de inmigración y asilo. Según Bruselas, uno de los elementos que aliviarían la presión que siguen viviendo las islas, pese a la reducción de llegadas desde Turquía gracias al pacto migratorio entre Bruselas y Ankara, es “acelerar los procedimientos de recursos” entorno a las peticiones de asilo de las personas bloqueadas en las islas.

Según las últimas cifras publicadas por la Organización Internacional para las Migraciones, en 2016 llegaron a Grecia un total de 173.561 personas, el 20% de las que lo hicieron en 2015. En la últimas semana y hasta el pasado 6 de enero habrían llegado 371 personas a cinco islas del Egeo: 121 a Lesbos, 44 a Samos, 43 a Chios, 16 a Kalymnos y 13 a Rodas. El año pasado durante los primeros cuatro días del año llegaron un total de 7.806 con una media de 2.000 personas diarias.