+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESPERADO DISCURSO DE LA 'PREMIER' BRITÁNICA

May confirma que el Reino Unido renunciará al mercado único

Recuperar el control total de las fronteras, una de las 12 prioridades que marcarán las negociaciones con la UE

 

May, durante su discurso en Lancaster House, en Londres, este martes. - REUTERS

BEGOÑA ARCE / LONDRES
17/01/2017

Theresa May ha confirmado este martes que el Reino Unido abandonará el mercado único. En su más importante discurso hasta la fecha sobre el ‘brexit’, ante una audiencia de diplomáticos y embajadores de todo el mundo, en Lancaster House, la primera ministra define 12 objetivos prioritarios con los que acudirá a las negociaciones con la Unión Europea, previstas para el próximo mes de marzo. A la cabeza de esa lista, May coloca el fin de la circulación de ciudadanos europeos, retomando la soberanía para controlar sus fronteras. El Reino Unido también dará por terminada la jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia. Solo los jueces británicos decidirán en el futuro sobre las leyes en vigor. 

“Buscamos una relación nueva e igualitaria entre un país independiente que se gobierna a sí mismo, una Gran Bretaña global y nuestros amigos y aliados de la UE”, ha señalado May, que aboga por un “'brexit' limpio”. Eso significa en su vocabulario ruptura total y sin medias tintas, algo que provocará el deleite de los euroescépticos. “No a una pertenencia parcial a la Unión Europea, o a ser miembro asociado a la Unión Europa o a nada que nos deje medio dentro, medio fuera”.

Otras de las prioridades de May será asegurar los derechos de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido, el compromiso de respetar los derechos de los trabajadores, construir una fuerte relación comercial con la UE y el resto del mundo, hacer del Reino Unido un lugar atractivo para inversores y estudiantes, y preservar la unidad nacional. Escocia ha amenazado con celebrar un nuevo referéndum de independencia si el Reino Unido abandonaba el mercado único.

La primera ministra ha pedido a todos los británicos que olviden las divisiones causadas por el referéndum. La impresión es, sin embargo, que el 52% que votó por la salida va a imponer su criterio al 48% que lo hizo por la permanencia y ahora va a ser ignorado.

Asimismo, la primera ministra se ha comprometido a que el acuerdo al que se llegue con la UE pase por las dos cámaras del Parlamento para ser aprobado.