+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACTIVIDAD LEGAL DESDE 2002

Los verdes alemanes sugieren subvencionar prostitutas en casos especiales

Los solicitantes deberían probar que existe una necesidad médica y que no podrían pagar este trabajo sexual por su cuenta

 

Un grupo de prostitutas, en la vía pública. - AL YAZIRA

EL PERIÓDICO
17/01/2017

La portavoz del partido verde, Elisabeth Scharfenberg, de 53 años, ha sugerido al rotativo 'Welt Am Sonntag' que las autoridades locales podían pagar sexo para pacientes que requieren atención de enfermería, especialmente personas con alguna discapacidad, pero también personas mayores.

Sharfenberg puede imaginarse a las autoridades “financiando asistencia sexual” a los ancianos que no se la pueden permitir. Esta idea, como apunta la misma publicación, está basada en el sistema holandés. En el país vecino existen “asistentes sexuales” con una preparación especial que visitan a las personas con alguna discapacidad. Antes, los solicitantes deben probar que existe una necesidad médica y demostrar que de otra manera no podrían pagar este trabajo sexual por su cuenta.

El social demócrata Karl Lauterback, de 53 años, respondió a través de una entrevista en 'Bilddakly' que el país, considerado despectivamente por algunos como el “prostíbulo de Europa” tras normalizar esta actividad, lo último que necesita ahora es pagar la prostitución a los mayores.


ACTIVIDAD LEGAL

La prostitución es legal en Alemania desde el 1 de enero de 2002, cuando entró en vigor la ley ProstG, propuesta precisamente por el Partido Verde y aprobada en diciembre del 2011 con los votos de la coalición formada por socialdemócratas  y verdes. Esta nueva ley, que supuestamente permitía a las prostitutas mejorar sus condiciones laborales con contratos de trabajo, posibilitó la creación de una auténtica industria con un mercado dominado por los‘megaburdeles’, auténticos complejos de ocio para adultos que incluyen desde restaurantes a cines, sin olvidar las clásicas habitaciones. Todo al servicio de los clientes que pueden pagarlo.