+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NOVEDAD EN LA CARTELERA

Chadwick Boseman Superpoder negro

 

Chadwick Boseman Superpoder negro -

POR JUAN MANUEL FREIRE
18/02/2018

En el 2014, los líderes de Marvel hicieron una apuesta por la diversidad y lanzaron un puñado de nuevas series protagonizadas por miembros de grupos en situación de discriminación: llegaron una Thor femenina, un Ghost Rider latino o, quizá la más excitante de todas, una Ms. Marvel paquistaní-estadounidense, primer personaje musulmán de la compañía con su propio tebeo. Quizá falte un poco para que veamos a esta Ms. Marvel liderar su propia película de gran presupuesto, pero este fin de semana ha llegado a la cartelera española Black Panther, esperado blockbuster con el primer superhéroe negro de Marvel al frente. Después de las series Luke Cage y, más recientemente, Black Lightning, un nuevo triunfo en temas de representación de la raza negra.

El personaje debutó en pantalla grande en Capitán América: civil war, interpretado por Chadwick Boseman. Allí su tiempo de pantalla era limitado: demasiados héroes. En la película podremos conocer mejor a T’Challa y viajar a Wakanda, el país del que se convierte en rey tras la muerte de su padre; una nación imaginaria que vapulea tópicos tercermundistas y mezcla pseudo-folclore africano con avances tecnológico y ciencia prodigiosa. Afrofuturismo en estado puro.

Todo Wakanda gira en torno al poder del vibranium, el misterioso metal extraterrestre también presente en el escudo del Capitán América. En el filme, el villano Killmonger (un aparentemente temible Michael B. Jordan) quiere usar este elemento como arma en una guerra de raza a nivel internacional.

Marvel se marcó un tanto al fichar al ensayista Ta-Nehisi Coates, algo así como el James Baldwin actual, para escribir y relanzar la serie de cómics. En un nuevo movimiento inteligente, ha confiado la película a un equipo creativo esencialmente afroamericano: el director y guionista Ryan Coogler (Creed: la leyenda de Rocky); el guionista Joe Robert Cole; la diseñadora de producción Hannah Beachler (Moonlight) y la de vestuario Ruth E. Carter (parte del equipo de casi cada película de Spike Lee)… El reputado rapero Kendrick Lamar produce un disco de acompañamiento.

Por descontado, el reparto es predominantemente negro, empezando por Chadwick Boseman, a quien en los últimos años ha bordado a figuras reales como Jackie Robinson, James Brown y Thurgood Marshall; y siguiendo por el citado Michael B. Jordan, Daniel Kaluuya (nominado al Oscar por Déjame salir) o Lupita Nyong’o y Danai Gurira, quienes sacan espíritu guerrero como parte del clan Dora Milaje. También participan autoridades como Angela Bassett y Forest Whitaker. Vamos, un plantel ganador.

La crítica ha recibido la película con los brazos abiertos. «La mayoría de fantasías de gran estudio te sacan de paseo solo para pulsar las mismas teclas a nivel de historia y expansión de franquicia. Pero no esta», ha escrito Manohla Dargis en The New York Times. E Ira Madison III la describe en The Daily Beast como «una carta de amor a cada persona negra que entre al cine a verla, sea de descendencia estadounidense o africana». Las quejas son pocas y se refieren, sobre todo, al modo fragmentario de filmar la acción, con planos que no duran más de tres o cuatro segundos. Una pena. ¿Dónde están los Brian De Palma del 2018, dispuestos a cultivar las tomas largas fluidas?

Black Panther/T’Challa no es un recién llegado al Universo Marvel, sino que viene exhibiendo sus poderes místicos e inteligencia desde hace décadas. El guionista Stan Lee y el dibujante-guionista Jack Kirby lo dieron a conocer en el número 52 de Los Cuatro Fantásticos, en julio de 1966, unos meses antes de la fundación del partido de los Panteras Negras.

La serie propia no llegó hasta 1977, pero en 1973 se llevaba gran parte del protagonismo en la ficción de dudoso título Jungle action. Sin embargo, la mejor época del personaje fue la capitaneada por el guionista Christopher Priest a finales de los 90, cargada de sátira y crítica social. Tampoco se puede desdeñar la etapa con Coates al frente, que ha dado hitos como la tristemente cancelada serie Mundo de Wakanda, entre cuyos guionistas llegó a aparecer Roxane Gay.

En busca del titular más llamativo, algunos se han apresurado a describir Black Panther como la primera película con superhéroe negro al frente. Eso no es del todo cierto, como desmienten desde la Brooklyn Academy of Music con el ecléctico ciclo Fight the power: black superheroes on film, en el que tienen cabida rarezas como Yeelen (adaptación de una historia oral de la cultura bambara) y Abar (blaxploitation sobre el primer Superman negro).

Pero sin hilar tan fino, se pueden recordar precedentes populares de Black Panther. De la cómica Meteor man a la más paródica Blankman. De la terrorífica Spawn a aquella Steel, un héroe de acero protagonizada por Shaquille O’Neal. Sin olvidarnos de la saga Blade, porque el cazavampiros es un superhéroe con todas las de la ley. Precisamente su protagonista, Wesley Snipes, trató de impulsar hace un cuarto de siglo, aunque sin éxito, su propia película de Black Panther.

Buscar tiempo en otra localidad