+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Comenzó el 23 de diciembre

El 'Encierro dignidad' en la concatedral de Mérida se amplía al 10 de enero

 

EFE
01/01/2014

El encierro que miembros del "Campamento Dignidad" de Mérida mantienen en dependencias de la concatedral de Mérida desde el 23 de diciembre en demanda del pago de la renta básica y de una "tregua invernal" en el corte de suministros básicos a los más necesitados, se amplía hasta el 10 de enero,

Así lo han anunciado hoy miembros de este colectivo, que había fijado para hoy el final de este "encierro", y ante la falta de respuesta del presidente extremeño a las cartas que se le han remitido, las dos últimas este mes.

Según ha explicado Alvaro Rodríguez, uno de los portavoces de este colectivo, en principio, el final de este encierro coincidirá con la presentación en Mérida de las Marchas por la Dignidad, que tendrá lugar en el Centro Cultural Alcazaba y a la que asistirán, entre otros, Diego Cañamero, portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores, y Julio Anguita, del Frente Cívico Somos Mayoría.

Previamente a esta presentación, se ha convocado una manifestación que recorrerá el centro de Mérida hasta el lugar del acto con las reivindicaciones de las marchas, que tendrán lugar el 22 de marzo en Madrid, como son trabajo, renta básica, servicios públicos para todos y el no al pago de la deuda.

Alvaro Rodríguez ha hecho un balance positivo de los días transcurridos de encierro, en los que una quincena de personas pernoctan en las dependencias de la concatedral, ya que las dimensiones de las mismas imposibilitan el que puedan hacerlo más.

Por ello, desde el primer día se acordó "ir rotando", según Alvaro Rodríguez, que ha precisado que lo más importante no es el número de personas que pasan allí la noche, sino el respaldo que están recibiendo y que hace que más de 100 personas pasen cada días a visitarles y colaborar con ellos.

En estos días de encierro también se han llevado a cabo actividades como repartos de comida a más de 100 familias con alimentos aportados por particulares y empresas "y pese al boicot" del Banco de Alimentos, así como de más de 200 juguetes.

También se ha destacado que esta cantidad será incrementada en los próximos días, ya que el Ayuntamiento de Mérida ha decidido repartir los 20.900 euros de la Obra Social de La Caixa para la compra de productos "perecederos" pero necesarios como pueden ser patatas, huevos y diferentes productos necesarios que de manera habitual no suelen ser repartidos.

Además, denuncian que muchas de estas personas tienen problemas de desahucios y algunas de ellas con enfermedades muy graves, que al no tener percepción deben pagar el 40 por ciento de su percepción.

En esta situación estaría Rosario Morcillo, vecina de Don Benito, de 30 años y con dos hijos de corta edad, que ha acompañado a los miembros de este colectivo en la rueda de prensa y que, según ha relatado, padece un cáncer terminal y está amenazada de desahucio.

"Yo ya lo tengo asumido, me he hecho a la idea", ha indicado Rosario Morcillo, que ha explicado que ya solicitó una ayuda social y ha pedido la renta básica, sin tener respuesta por parte de la administración, además de que se le deniega una vivienda social porque estuvo viviendo en Cañamero y debería llevar tres años residiendo en Don Benito.