+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUSTICIA

El juicio por el tiroteo mortal en Mérida se suspende definitivamente hasta el 8 de mayo

Por la baja médica de uno de los encausados

 

Fachada del Palacio de Justicia de Mérida. -

El juicio por el tiroteo mortal que acabó con dos fallecidos en la barriada de San Lázaro (Mérida) se suspende definitivamente hasta el próximo 8 de mayo, fecha fijada para la celebración de un nuevo juicio. El motivo para la suspensión ha sido que uno de los 12 procesados, M.V.V., ha alegado problemas de salud y no se ha personado esta mañana en el Palacio de Justicia de Mérida, tal y como ocurriera ayer cuando debería de haberse celebrado la primera sesión del juicio.

Los hechos, que enfrentaron a los miembros dos familias distintas, ocurrieron el 3 de agosto del 2011 y tuvieron su origen inmediato en la separación de un matrimonio. Como consecuencia fallecieron dos miembros de la familia V., una mujer de 71 años y un hombre de 38, madre e hijo. Además, resultó herido M. V. V., hijo y hermano de los dos anteriores, que a su vez en el tiroteo causó daños a un vecino ajeno a la disputa.

M. V. V., el único procesado de esta familia, ha sido el que no ha comparecido esta mañana. Para él la Fiscalía pide la pena más alta: 62 años por ocho delitos de tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas. Según explicaron los abogados, no ha podido comparecer porque fue ingresado el lunes por la tarde en un hospital de Badalona a causa de una dolencia renal. El resto de acusados, 11 en total (había otra mujer más, pero falleció), pertenecen a la familia M., a la que el fiscal atribuye los dos disparos mortales.