+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TRAS LA CRISIS, LA CONSTRUCCIÓN COMIENZA A TOMAR IMPULSO EN LA CIUDAD

La vivienda se vuelve a levantar

La constructora Proemérita va a retomar las obras de una urbanización en María Auxiliadora y mejorará los accesos a la zona con una inversión de 2,2 millones H En tres semanas han vendido más de 40 pisos

 

Urbanización Reina Sofía 8 El edificio de viviendas en el que va a actuar la constructora Proemérita. - EL PERIÓDICO

ROCÍO ENTONADO merida@extremadura.elperiodico.com MÉRIDA
11/11/2017

El mercado inmobiliario comienza a recuperar el pulso. Si hace algo más de un año el Banco Santander conseguía vender todas las viviendas de una urbanización parada por la crisis en El Prado, ahora es la constructora Proemérita la que va a retomar las obras de una promoción de 83 viviendas que están sin terminar en la zona de María Auxiliadora.

Detrás del proyecto están los empresarios Álvaro Paredes, Luis García Torremocha-Checa y Abraham Sauceda Porras. Tras comprar el edificio a una entidad bancaria (se trata de la urbanización Reina Sofía, en su día impulsada por Proitinsa), van a invertir 2,2 millones de euros en terminar los pisos y mejorar los accesos a la zona gracias a un acuerdo con el ayuntamiento, que ha mostrado su apoyo al proyecto. Con todo ello, estiman la creación de 60 puestos de trabajo directos.

«En las tres semanas que llevamos en el mercado se han vendido más de 40 pisos», afirma Álvaro Paredes, que prevé que la promoción pueda estar vendida al completo este año. Según explica, la intención de la empresa es que las obras comiencen en marzo del 2018 con un plazo de ejecución de seis meses, de forma que para finales del próximo año puedan estar terminados tanto los pisos como los accesos a la urbanización.

Precio asequible

Las viviendas han salido al mercado a un precio medio de 88.000 euros (por debajo incluso de su valor catastral) con dos, tres y cuatro dormitorios, garaje y trastero y calidad media-alta . En el tiempo que ha estado cerrado, el edificio ha sido víctima del vandalismo, por lo que además de terminar la construcción es necesario una mejora integral.

Según explica Paredes, al mismo tiempo que van a terminar las viviendas ejecutará también la obra de mejora de los accesos a esta zona de la ciudad, donde también se ubican otros bloques de pisos y negocios. Así, se prevé la construcción de dos nuevas rotondas, una en la entrada a Mérida por la antigua Nacional V y otra en la carretera de Guareña, a la altura del cruce del mesón Castellano y el Camino Viejo de Trujillanos. De igual forma, se construirá también un nuevo puente sobre el río Albarregas para comunicar las avenidas de Casa Herrera y Reina Sofía por la calle López Prudenio.