+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TERCERA EDAD

Cerco al maltrato al mayor

El Congreso reclama en la Estrategia Nacional la lucha contra el maltrato a mayores . Se trata de un grave problema de salud pública y de un profundo problema social

 

Lacra social. El maltrato al mayor se encuentra en el eje del debate. - el periódico

Redacción AA MONOGRÁFICOS
09/03/2018

La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales del Congreso ha reclamado al Gobierno que la lucha contra el maltrato a los ancianos sea una de las líneas prioritarias a trabajar dentro de la Estrategia Nacional de mayores. La iniciativa, del PP y transaccionada con Foro Asturias, ha contado con apoyo también de Ciudadanos y Compromís y la abstención de PSOE y Unidos Podemos.

La portavoz ‘popular’ en esta comisión, Dolores Marcos, ha recordado durante el debate de esta proposición de ley que España se encuentra “a la cabeza mundial en el ámbito del envejecimiento” con la previsión que existe para 2025, año en el que de los actuales 8,5 millones de habitantes mayores de 65 años, España pasará a tener unos 17 millones. “El aumento de la esperanza de vida se sitúa hoy en los 83 años, frente a los 77 años de 1990”, ha apuntado la diputada, quien ha recordado que a esta realidad debe sumarse “la deuda de la sociedad española hacia los mayores”. En general, los ‘populares’ han defendido la necesidad de políticas públicas específicas y ambiciosas a favor de los mayores, más si cabe ante “un problema oculto” como es el de la lucha contra los malos tratos a los mayores y ante el miedo o la incapacidad de los agredidos para denunciar. Según ha explicado, “se trata de un grave problema de salud pública y de un profundo problema social”, dado que las cifras de las que se dispone sobre el maltrato físico, el abuso sexual o el maltrato psicológico a los mayores “están lejos de la realidad”, pues en muchas ocasiones los agredidos presentan una fuerte “dependencia” de sus agresores y eso imposibilita las denuncias de todas estas agresiones.