+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SEPAD, MUCHO MÁS QUE ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA

Detectar la demencia con el móvil

Extremadura participa en un estudio que pretende desarrollar y validar un algoritmo para detectar deterioro cognitivo a través del análisis de las características de la voz con una app de móvil

 

Móvil 8 Una anciana al teléfono. -

09/03/2018

El Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (Sepad) sigue investigando e innovando para ofrecer soluciones al aumento constante de la esperanza de vida y el crecimiento de la población de personas mayores en las sociedades occidentales. Por ello, está presente en numerosos programas europeos de investigación para traer a la región innovación y desarrollo.

Las personas mayores generalmente desean continuar viviendo en sus hogares, incluso cuando están solas. Para dar máxima satisfacción a esta realidad, el Sepad de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales participa desde enero de 2017 en el proyecto MoveCare, financiado con fondos comunitarios, junto a otras 12 entidades de 7 países europeos. Este proyecto tiene como objetivo principal desarrollar una plataforma innovadora de múltiples actores que respalde la vida independiente de personas mayores que viven en sus hogares a través de supervisión, asistencia y promoción de actividades para prevenir el deterioro físico y cognitivo y la exclusión social. Los usuarios finales diseñados para MoveCare son personas mayores (más de 65 años) que viven solas y en un estado inicial de vulnerabilidad o prefragilidad con un alto riesgo de perder su autonomía.

Es en el marco del proyecto MoveCare, en el que el Sepad y la Unidad de Geriatría de la Fundación IRCCS Ca’ Granda Ospedale Maggiore Policlinico de Milán (Italia) inician el presente estudio sobre detección temprana del deterioro cognitivo en función del análisis de las características de la voz.

Actualmente no existe un tratamiento efectivo para la demencia, pero las terapias actuales (farmacológicas y no farmacológicas) han demostrado ser más efectivas en las primeras etapas de la demencia, cuando el funcionamiento cotidiano no se ve afectado. Se ha demostrado que varios tipos de demencia afectan significativamente el habla y el lenguaje humanos.

Sobre la base de esta evidencia se pueden explotar las técnicas automáticas de procesamiento de voz y aprendizaje automático para la detección temprana del deterioro cognitivo y la monitorización de la progresión de la enfermedad. Se ha encontrado un aumento significativo del porcentaje de cortes de voz, duración y proporción de pausas y disminución de la velocidad del habla en sujetos con enfermedad de Alzhéimer cuando se comparan con sujetos control de la misma edad.

El proyecto MoveCare quiere superar esta deficiencia desarrollando una aplicación móvil capaz de realizar un análisis de voz automático durante las conversaciones habituales telefónicas, con el fin de proporcionar un método válido, complementario y “transparente” en la detección temprana del deterioro cognitivo. Para alcanzar este objetivo, la recolección de datos durante el habla espontánea y la extracción de características de voz de sujetos con diferente nivel de funcionamiento cognitivo son pasos fundamentales para desarrollar una herramienta efectiva.

Para ello, se registrarán muestras separadas de voz tanto en italiano como en español para desarrollar y validar algoritmos de clasificación capaces de ordenar con precisión los diferentes niveles de deterioro cognitivo.

La naturaleza multilingüe del presente estudio permitirá, como objetivo secundario, definir características independientes del lenguaje que puedan caracterizar el nivel de deterioro cognitivo en personas mayores. Los resultados de este estudio serán utilizados por los socios técnicos del proyecto MoveCare como punto de partida para el desarrollo de una aplicación móvil basada en Android para el análisis automático de voz durante las conversaciones telefónicas.

El objetivo es involucrar a aproximadamente 300 personas mayores de 65 años que hayan dado su consentimiento para el estudio. De estos, 150 serán reclutados en Italia (Lombardía) y 150 en España (Extremadura). Todo el estudio durará aproximadamente nueve meses, comenzando a finales de marzo de 2018.